La pérdida de valores en la sociedad

Por Danya Fernanda Martínez San Nicolás

th-2La sociedad está en un constante cambio, generalmente es influenciada por los medios de comunicación, las nuevas tecnologías, algunas corrientes ideológicas, etc. En fin, siempre está en una constante transformación. Sin embargo, creo que hay ciertas cosas que nunca van a cambiar o que no deberían cambiar a pesar de esta evolución social que vemos día a día, como, por ejemplo, los valores. Creo que estos son y siempre serán un factor clave en la interacción social.

Pero ¿qué debemos entender por valores? Yo los definiría como los actos, creencias y costumbres que tiene una persona, que lo orientan en su comportamiento día con día haciéndolo una persona virtuosa y permitiéndole tener una libre convivencia con otras personas en sociedad. Esto significa que los valores repercuten directamente en la sociedad y determinan la calidad de la misma según el comportamiento de las personas.

El primer lugar donde vamos adquiriendo y asimilando los valores es la familia. Sin embargo, amedida que vamos creciendo y madurando comenzamos a asumir otros valores, a veces dejando de lado nuestros valores y principios originalmente inculcados. Esta situación es algo normal y natural en el ser humano, Jean Piaget, quien fue un psicólogo y biólogo suizo, explicó que “el humano es un individuo biológico, pero al no vivir aislado, aprende elementos que lo integran socialmente y en esa interacción, se desarrolla, socializa y adquiere una moral, esto es, una manera de comportarse y observar la vida de acuerdo con la idea, saber y experiencia del grupo de individuos al que pertenece.”[1] Sin embargo, creo que a pesar de que convivamos en distintos grupos sociales, no debemos de olvidarnos de nuestros valores, ya que creo que son uno de los pilares de la sociedad y lo básico para una buena convivencia.

A lo largo de la última década las personas han descuidado su relación con la sociedad y con el mundo en general, dejando de lado las creencias religiosas- que si bien hay diferentes religiones, todas tienen en común crear a seres humanos de bien- se ha dejado de lado a la familia, ha habido un auge del crimen y la delincuencia, se han descuidado los ecosistemas y nuestras relaciones interpersonales debido a que cada día estamos más sumergidos en la tecnología.

th-1Sin embargo, parece que la sociedad ha encontrado otras prioridades y los valores han dejado de apreciarse, dejando incluso de influir en las relaciones sociales, causando una crisis de valores que genera a su vez, una crisis social de la cual derivan comportamientos poco éticos que día a día vemos en nuestro entorno y que ya hasta se nos hacen normales o comunes, tanto en el ámbito económico como en el político e incluso en el personal y familiar.

Ahora bien, actualmente en México nos estamos enfrentando a una seria decadencia de valores tanto humanos como espirituales. Algunos no le dan importancia y les resulta un tanto indiferente y otros lo ven como una situación desafortunada. Desde mi punto de vista es una situación mala, que nos está haciendo caer en crisis como sociedad, ya que estamos perdiendo de vista lo que es correcto, lo cual es un tanto preocupante porque creo que los valores son un factor clave para una sana y correcta convivencia en la sociedad. Por ejemplo, hoy en día podemos ver que niños que van en la secundaria, entre los 12 y 14 años, tienen comportamientos de adultos o personas mayores, que a su juicio ellos consideran normales: como fumar, beber alcohol e incluso tener relaciones sexuales; y varias veces a pesar de que los papás lo saben no los corrigen ni les hacen ver la gravedad de la situación o simplemente tienen cosas más importantes que hacer que estar al pendiente de sus propios hijos; lo cual hace que los niños sigan incurriendo en estos comportamientos negativos y que incluso se lleguen a caer situaciones no deseadas, como algún embarazo no planeado o adicción a las drogas.Otro ejemplo es al copiar en th-3un examen o copiar una tarea, ¿por qué no asumir nuestra irresponsabilidad? Y lo peor de la situación es que si alguien no accede a dejarse copiar se molestan con esa persona, cuando realmente es el otro quien está incurriendo en esta falta de valores. Otro ejemplo es cuando sobornamos a un policía por el simple hecho de que cumpla con su deber cuando cometemos una infracción, o cuando a pesar de todas las recomendaciones que sabemos que hay que hacer para cuidar el medio ambiente, no las hacemos y nos conformamos solo con saberlas.

Es triste ver que a la par de que se comenten estas acciones, entre otras, las mismas personas se llenan la boca de críticas al gobierno, gobernantes y sociedad en general, expresando su deseo de que todo debería ser diferente; cuando, en realidad somos nosotros mismos quienes las hacemos, fomentamos e incluso damos pie a cometerlas, sin duda es algo contradictorio y lo único que está fomentando es que las nuevas generaciones noten la incongruencia entre lo que decimos y lo que observan; lo que ocasionara que creen su propio sistema de valores bajo lo que han observado y consideran. Si realmente queremos un cambio debemos empezar cambiando nosotros mismos. Probablemente, esto que acabo de escribir sea algo que hayamos escuchado hasta el cansancio, pero como ya mencioné, tristemente solo nos conformamos con saberlo y no hacemos nada al respecto, es como si todos estuviéramos en “modo automático”, solo hacemos nuestras actividades cotidianas y mientras no pase nada que nos afecte o altere nuestro orden personal todo está bien y seguimos con la rutina. Por más que escuchemos las noticias, leamos el periódico y seamos conscientes de las situaciones, no hacemos nada, es como si tuviéramos una indiferencia social general y el egoísmo ya nos hubiera consumido, y creo que esto se debe a la falta de valores, que muchos ya desconocen, que las instituciones tampoco se preocupan por fomentar y que los medios masivos se han encargado de distorsionar.

Los valores son asunto de todos los días, conocerlos y aplicarlos es un requisito indispensable para la formación de buenos seres humanos, si diario los practicáramos, promoviéramos e hiciéramos de ellos un hábito seriamos mejores ciudadanos y veríamos un verdadero cambio en la sociedad, reprobando toda acción contraria a ellos. th-4De igual forma, aprenderíamos a distinguir entre los valores humanos y morales de otro tipo de valores o los bien llamados antivalores: como el ego, el placer, la soberbia, la ambición o el poder; y así fomentaríamos y procuraríamos la formación de seres humanos sensibles, con valores y con un interés social, para que así la sociedad vuelva a vivir en el mundo de los valores, la ética y la moral.

[1] Romero Rodríguez, R. “La adquisición de los Valores para la Psicopedagogía”. Centro Regional de Educación Superior “Paulo Freire”. 21/02/2017

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s