La primera sentencia de amparo

Por Patricia Areli Austria Hernández 

Unknown-5Si nuestra tarea es comprender realmente las instituciones jurídicas, debemos estudiar su historia, bajo el riesgo de alejarnos de la realidad y del adecuado desarrollo doctrinal de cada institución si no lo efectuamos. Esto es lo que se deja claro en las primeras páginas del libro que hoy tratamos, de ahí la importancia de estudiar la historia de la primera sentencia de amparo, “la más importante institución constitucional”.

Se ha dicho, con elevado orgullo, que el amparo tal y como lo conocemos hoy en día se creó en nuestro país, México. Ahora, en este breve estudio, expresaremos nuestras ideas, concebidas durante la lectura de “La primera sentencia de amparo”, la cual, como en el mismo libro se expresa, fue dictada por “un verdadero maestro o magister que, cuando resuelve, enseña, instruye y alecciona”.

En el texto, mientras es abordado el tema del Estado de Derecho, se expone que debe entenderse como tal aquel que se encuentra regido y sometido a normas jurídicas y que funciona a través de los Tres Poderes, en sus respectivas atribuciones, para respetar y conservar la jerarquía de las mismas. En nuesta opinión, lo expuesto en este párrafo es precisamente la razón de ser del amparo; asegurarse de que cada poder actúe dentro de sus atribuciones, respetando el contenido de la Constitución.

Unknown-6Alexis de Tocqueville con su libro “La democracia en América” influyó en destacados juristas mexicanos de la época para crear el juicio de amparo. Manuel Crescencio Rejón (Constitución de Yucatán de 1841) y Mariano Otero (Acta de Reformas a la Constitución Federal, expedida en 1847), juristas que configuraron el amparo, eran lectores de este autor. Respecto a esto se debate quién fue el padre del amparo, para nosotros, sin duda ese es Crescencio Rejón, porque, aunque quien elevó la institución a nivel federal fue Otero, Rejón fue el primero en plasmarlo en un texto constitucional.

El 20 enero de 1827 se estableció el entonces único Juzgado de Distrito en el Estado de San Luis Potosí. Ante falta temporal del Juez de Distrito del Estado, en el año de 1849 fue designado Pedro Sámano como primer suplente del Juez de Distrito del estado.

Derivado de la celebración del Tratado de Guadalupe por medio del cual se terminó el conflicto bélico existente entre México y EUA y se estableció que una porción del territorio mexicano pasara a manos de los EUA. Ante esto diversas reacciones se presentaron. La rebelión de Sierra Gorda fue una de ellas.

Manuel Verástegui en San Luis Potosí fue acusado de redactar el plan de la rebelión de Sierra Gorda por el cual se pretendía derrocar al gobernador de este estado. Verástegui fue puesto preso y trasladado de la capital del estado. El gobernador San Luis Potosí a quien se pretendía derrocar, ordenó poner en libertad al preso pero Condición o el excarcelamiento a que éste abandonara el estado y se ordenó el destierro de Verástegui.

Ante el destierro Manuel Verástegui promovió un juicio de amparo ante el entonces único Juzgado Distrito de San Luis Potosí a cargo de Pedro Sámano. Este juez para dictar su fallo se apoyó en el artículo 25 del Acta de Reformas de la Constitución de 1824 que expresaba:

Unknown-7“Los Tribunales de la Federación ampararán a cualquier habitante de la República, en el ejercicio y conservación de los derechos que le concedan esta Constitución y las leyes constitucionales, contra todo ataque de los poderes Legislativo y Ejecutivo, ya de la Federación, ya de los estados; limitándose dichos tribunales e impartir su protección en el caso particular sobre que verse el proceso, sin hacer ninguna declaración general respecto de la ley o del acto que lo motivare”.

Resulta indispensable resaltar que solo se refería a los poderes Ejecutivo y Legislativo y no hace referencia al Poder Judicial, que queda bastante claro que también puede incurrir en irregularidades durante el ejercicio de sus facultades.

“La primera sentencia de amparo, que fue dictada por el Juez Suplente en funciones de Propietario, Pedro Sámano, el 13 de agosto de 1949. En dicho fallo, Sámano concedió la protección federal al quejoso Manuel Verástegui en contra de la orden de destierro que reclamaba del Gobernador del Estado, General Julián de los Reyes”. Con esta labor ingente, Sámano logró que el contenido del artículo 25 del Acta de Reformas no fuera letra muerta, inferimos que en definitiva era un hombre avanzado a su época, entendió la obligación que el juez tiene de resolver incluso cuando el contenido de la ley no sea suficiente para saber cómo aplicarla (como lo era el texto del ya citado artículo), esto para proteger la Supremacía de la Constitución.

Unknown-8La sentencia de Sámano molestó a los gobernadores de los Estados, incluso llegando argumentar que para que él pudiera dictar esa sentencia necesitaba de una ley que lo autorizaran. Consideramos que pasaron por alto que la Constitución ya lo hacía. Es evidente, para nosotros, que muy posiblemente el origen de su enojo radica en que con esa sentencia se comenzaría a establecer un límite al ejercicio de su poder.

Sabemos, por el texto, que antes de la demanda de amparo presentada por Verástegui, se presentaron otras. Se substanciaron los juicios, pero no se había llegado a dictar sentencia de ninguna, sino hasta la referida del Juez Sámano. Entendemos, en cierto modo, que el motivo por el cual no se dictó sentencia fue porque no querían actuar sin el amparo de una ley reglamentaria que amparara su actuación.

Cabe destacar que, a pesar de lo trascendente de la sentencia del Juez Sámano, valiente e inteligente jurista, éste fue echado al olvido, aunque no es novedad que esto suceda, a algunos de los personajes de la historia les ha sucedido. A pesar de esto no podemos más que estar agradecidos con el Juez Pedro Sámano por su gran labor como jurista. Son los personajes como él los que logran que los cambios benéficos ocurran.

Bibliografía:

ARIZPE NARRO, Enrique, La primera sentencia de amparo. México. Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s