¿Feministas o feminazis?

Por Alejandra del Toro de la Vega

images-5¿Cuántas veces no hemos oído a mujeres hablar de otras muy mal por el hecho de llevar ropa corta o por haber tenido muchas parejas? o ¿qué tan sorprendidos hemos estado cuando nos enteramos que Meryl Streep gana menos que los hombres que trabajan en alguna película con ella? o simplemente salir a la calle como mujer, vestida de cualquier forma y tener que pasar por una calle llena de hombres y recibir comentarios incómodos solo por el hecho de ser mujer; y con esto no se pretende victimizar al género femenino y hacerlo parecer como el sexo débil (ahí otro prejuicio para las mujeres), no, este ensayo tratará de expresar la “verdad” , y se expresa entre comillas porque no hay verdad absoluta en la vida, sin embargo el sexismo o machismo es un factor que vive en la cotidianeidad de nuestras vidas mucho más de lo que las personas se pueden dar cuenta.

Este tema puede parecer trillado, aburrido o hasta se podría decir que se puso de moda y que ahora para todo se pone el pretexto de que las mujeres ya no son feministas, sino feminazis y que las mujeres ya exageran cualquier comentario que viene del sexo opuesto, empero en pleno siglo XXI las mujeres siguen lidiando con muchos obstáculos para diferentes ámbitos en su vida, y no se necesita ser un experto para darse cuenta que a pesar de que han pasado muchos años para que la mujer tenga cierta igualdad con los hombres, en la actualidad no lo han logrado.

Hay dos temas que son relevantes en este aspecto, uno la violencia física y emocional que viven mujeres diariamente y dos la falta de equidad en las oportunidades laborales.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía publicó:

  • En promedio se estima que durante 2013 y 2014, fueron asesinadas siete mujeres diariamente en el país.
  • En 2011, 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más declaró haber padecido algún incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o de cualquier otra u otras personas.
  • Por cada 10 horas de carga total de trabajo remunerado y no remunerado realizadas por las mujeres, los hombres realizan 8.3 horas.
  • 65% de su trabajo total se integra por labores no remuneradas en el hogar.
  • Las mujeres trabajan 20.6% más horas de trabajo total que los hombres.[1]

Estos son algunos datos que proporcionan la realidad que se vive en nuestro país y muchos más, pero no se puede dejar de reconocer que las mujeres también han avanzado en este tema poco a poco, no se puede vivir en un mundo perfecto donde realmente exista una equidad perfecta entre hombres y mujeres, pero ¿por qué? La respuesta es que vivimos en un mundo que contiene billones de personas, diferentes grupos sociales y religiosos que no permiten que se piense de la misma manera. Por ejemplo, si una persona va a la India, puede ver a una familia conformada por papá, mamá y dos hijos pequeños, llegando al aeropuerto, yendo por sus maletas y subiéndose al taxi que los llevará a su casa, sin embargo, en ese inter, la mujer estuvo cargando a sus hijos, maletas, llegó al vehículo y ni el esposo ni el chofer la ayudaron a subir las maletas o cargar a los hijos; este es solo un ejemplo de cómo en cada cultura la mujer es vista de cierta manera y que para ellas muchas veces ese trato es algo normal y cotidiano al cual están acostumbradas y no les causa conflicto, porque la mayoría crecieron y vieron ese trato desde que son niñas y lo más importante, les enseñaron que esa forma de vida va de acuerdo a su educación, nadie nunca les dijo que estaba mal.

El siguiente argumento a tratar es el sexismo en el ámbito laboral, en los años noventa se llevó a cabo uno de los juicios más famosos en Estados Unidos denominado “The People vs. OJ Simpson”; en este se acusaba a Simpson de haber asesinado a su ex esposa y a un amigo de esta, sin embargo, no fue condenado y salió libre, este año el director Ryan Murphy decidió llevar a la pantalla chica el desarrollo del juicio; sin embargo, hizo una gran aclaración, no le interesaba mostrar el juicio sino el sexismo y misoginia que vivió la fiscal de distrito Marcia Clark la cual durante el proceso se enfrentó a episodios como la crítica de su corte de pelo, su ex suegra vendió fotos de ella topless a una revista, el juez la amonestó por llevar faldas cortas y varios periódicos dedicaron portadas “mala madre” y para rematar la defensa la llamó “demasiado emocional”. La propia Clark opina que probablemente el juicio hubiera sido distinto si se hubiera llevado a cabo hoy, se dice que por cada portada en algún periódico criticándola ahora habría furor en Twitter y varios artículos en páginas web feministas; han pasado ya once años desde que el gran parte del mundo pudo apreciar estas injusticias y no hacer algo al respecto.

Nos encontramos en el 2017, en una “nueva era” donde se supone que la sociedad ha evolucionado, sin embargo, nos podemos dar cuenta que esta situación no ha cambiado del todo; solamente el año pasado Hillary Clinton, la cual era Primera Dama de Estados Unidos cuando se llevo a cabo este famoso juicio, se convirtió en candidata para uno de los países más poderosos del mundo, cuando se encontraba en la contienda, se criticó su tono de voz, su rival en muchas ocasiones ni siquiera la dejaba hablar y una revista de sociales criticó a su hija por no acompañar a su nieta a su primer día de escuela.

Unknown-1Después de toda esta historia, podemos percatarnos que las mujeres siguen y tal vez por un tiempo largo sigan luchando para enfrentar el sexismo que se vive día con día, claro que la sociedad ha avanzado para erradicarlo, no obstante, es un camino largo el que se debe de recorrer, hay que pensar que las mujeres llevan muchos años siendo sometidas, la misma historia muestra que los hombres o pocas, muy pocas mujeres han sido héroes o los importantes en acontecimientos que han marcado a la humanidad, se debe empezar por dejar atrás estereotipos y pensar que las mujeres realmente no son iguales a los hombres, sino que merecen el mismo trato que los hombres por el simple hecho de que son personas.

Dejen de hacer a gente estúpida famosa

La frase anterior se leía en varias redes sociales argumentando que gente que no sabe hacer nada en la vida se volvió famosa por azares del destino y que al público le agradó. Tomemos como ejemplo mexicano a los integrantes del reality show “Acapulco Shore” el cual tiene aproximadamente seis integrantes, con características físicas muy peculiares que se dedican a tomar bebidas alcohólicas todo el día, salir de antro y tener relaciones sexuales con “quien se deje”, este programa es transmitido por MTV y está al alcance de todas las personas de cualquier edad; y la pregunta es ¿qué de bueno o qué mensaje se transmite con este tipo de programas?

En la actualidad mucha gente tiene como modelos a seguir a varias celebridades, empero, estas son personas que realmente aportan muy poco a la sociedad; vivimos en una era donde las redes sociales lo son todo, las personas famosas se comunican con los no famosos a través de estas, los vemos transmitiendo en vivo o subiendo fotos de sus vidas recibiendo millones de “likes” en Instagram o Facebook, es como si fueran inalcanzables o no fueran tan mortales como todos los demás humanos que habitamos el planeta.

Hay que tener en cuenta que no se trata de juzgar a las celebridades, cada quien se hace famoso de la manera que quiera y si eso atrae al público ¡qué mejor!, Kim Kardashian para los que no saben quién es, nació en una familia bien acomodada en Los Ángeles, estudió con varias celebridades, en pocas palabras era una socialité, pero cuando realmente empezaron a notarla fue por un video sexual que salió a la luz hace algunos años, de ahí le ofrecieron hacer un reality show de su familia y fue así como llegó a ser una de las “empresarias” más famosas con una app sobre un videojuego de su vida que le generó la grandiosa suma de setecientos millones de dólares en transacciones, si alguien ve algún día su programa se podrá dar cuenta que ni ella ni su familia tienen algún talento que las haga especiales, se dedican a hacer nada, lo realmente preocupante no es que esta familia sea famosa, lo alarmante es que hay gente de todas las clases sociales, de todos los grados educativos que veneran a este tipo de personas y que por seguirlas son famosas y forman parte de la vida de cientos de personas.

Pero la verdadera interrogante es ¿por qué hacemos a gente estúpida famosa? ¿Por qué no prestamos más atención a cosas y personas que sí valen la pena? Y la respuesta sorprendentemente no tiene nada que ver con la educación de cada persona, tampoco el ingreso económico que tengan; en este momento no se puede dar una respuesta ni solución concreta a este problema, en la actualidad esta incógnita es algo que no parece tener solución o respuesta, puede que sea un medio de distracción en medio de tanto estrés y agitación que cada día viven las personas.

Otro ejemplo buenísimo sobre este tema son los “viners” gente que se dedicó a hacer videos de seis segundos y que ahora son verdaderos cómicos dejando atrás a gente talentosa que luchó por llegar a donde está; claro, en gustos se rompen géneros pero hay de gustos a gustos.

Ahora cualquiera puede ser famoso, en el ámbito de la actuación y música los milleanials veneran a gente que tampoco tiene talento, comencemos este roast con Manelyk, una de las integrantes del ya mencionado “Acapulco Shore”, que pensó que era buena idea convertirse en cantante y sacar una canción llamada “Rico”, la cual empieza entonando la frase “Yo quiero un novio estúpidamente millonario”, que rápidamente se viralizó y en veinticuatro horas su video ya contaba con noventa y un mil visitas en You Tube; ¿de verdad? ¿qué clase de mensaje manda a las adolescentes y mujeres que ven ese video? Y aparte, dejando eso atrás, lo indignante es que gente que realmente tiene talento, compone canciones, tiene buena voz, no es conocida porque no estuvo exponiendo su vida a un programa de televisión.

Por último no está de más mencionar a los famosos Ladies y Lords que de un momento a otro se vuelven famosos por alguna frase que dijeron como #Lady Wuuu o porque para su mala suerte las grabaron tratando de demostrar su nivel socioeconómico, y lo subieron a internet como #Lady Polanco, estos son solo algunos de los ejemplos que se llegan a apreciar en nuestro país y que de ahí se agarran para aparecer en programas de televisión, páginas en Facebook, etcétera.

images-1Para finalizar, es importante decir que realmente no tiene nada de malo ser famoso, ni tener muchos seguidores ni tener mucho dinero, el problema está en que demasiada información llega a nuestra cabeza todos los días por medio de muchos lugares, desde el celular, redes sociales, televisión; diciéndonos y mandando un mensaje subliminal donde pareciera ser que lo más importante y lo que te define en la vida es el número de likes que tiene tu foto en Facebook; pero sería bueno empezar a darle crédito e importancia a lo que verdaderamente vale la pena, temas que realmente trasciendan, por supuesto que no tiene nada malo ser banal de vez en cuando, pero hay que saber cuando parar, pareciera que ver a toda esta gente famosa es de cierta forma adictivo, sin embargo, es preocupante que para varias personas son sus modelos a seguir.

Dejemos la mediocridad atrás y posicionemos en primer lugar a las personas que ya hicieron o hacen algo productivo y trascendente en la actualidad, imaginen cuánto trabajo cuesta dejar huella en el mundo para que personas como las que ya se mencionaron anteriormente desacrediten el gran esfuerzo de las primeras.

[1] “Estadísticas a propósito del día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer”, INEGI, 23 de noviembre del 2015, 21 de febrero del 2017 [http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2015/violencia0.pdf]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s