Diversidad Sexual en México

Por Magda Karina Morales Bucio 

images-10Introducción.

La sexualidad es una de las características primordiales de la diversidad, el hombre y la mujer son seres sexuados por naturaleza, lo que significa que expresan permanentemente su sexualidad a través de su condición genérica.

La sexualidad humana comprende un conjunto de fenómenos psico-sociológicos de gran importancia para la persona y para la sociedad. Se halla además, vinculada a la afectividad y a los valores, ampliando su esfera más allá de la función reproductora y de la mera genitalidad y quedando englobada en el ámbito más amplio del erotismo.

En nuestra cultura muchas veces las normas son contradictorias y confusas y, en el ser humano, la sexualidad se combina con otros factores psicológicos no estrictamente sexuales, como la visión que uno tiene de sí mismo, la valoración de los demás en este terreno, etc. El comportamiento sexual humano viene determinado tanto por factores biológicos como culturales.

El hecho de que sea necesario no sólo sentirse miembro de una determinada sociedad, sino también sentirse ser sexuado y como miembro de un sexo y no del otro, condiciona nuestro desarrollo y puede producir individuos que se encuentren marginados, fuera de lugar en su sociedad. Es clara en nuestra sociedad la existencia de una división de actitudes según el sexo.

Sin embargo, la historia por la que ha atravesado la sexualidad está llena de tabúes y prejuicios. Por costumbres totalmente tradicionalistas que se quedan perplejas a un escape cultural. Por lo general, lo que se asocia al sexo, por mucho tiempo se ha considerado pecaminoso, sucio y perturbador.

Desarrollo.
La diversidad no solo abarca las expresiones sexuales, dentro de ellas se encuentra también la orientación sexual, asociada a la dirección erótica de cada persona, es decir, hacia la atracción en cuanto al sexo, considerando la identidad sexual como otra de sus dimensiones.

images-12La orientación sexual ha sido objeto de polémicos análisis. Esta se manifiesta en tres direcciones: la heterosexual que responde a la atracción de un sexo por el otro (del hombre hacia la mujer y viceversa), la homosexual que ubica a las personas que se sienten atraídas sexualmente por otras personas del mismo sexo (del hombre hacia otro hombre, o de la mujer hacia otra mujer), y la bisexual, que identifica a aquellos cuya atracción sexual se inclina tanto hacia el hombre como hacia la mujer.

En cualquier circunstancia el individuo se expresa como representante de uno u otro sexo tanto al caminar, al hablar, en los gestos e incluso, aun y cuando se trate de la moda que predomine, si a Onda Unisex se refiere, hay casi siempre algún detalle que diferencia a uno y otro sexos.

No existen reglas ni normas absolutas que condicionen las expresiones sexuales. La legitimidad en esta esfera tiene mucho que ver con los patrones de comportamiento asumidos. Calificar como bueno o malo determinado comportamiento estaría en función de lo que cada sociedad asume como adecuado o natural. Las normas en cuanto al comportamiento humano están sometidas a los cambios del contexto, por lo que las sociedades varían sus normas de acuerdo con su evolución histórica.

Es concordable hablar aquí de principios y valores, sin más que caer en lo que llamamos un daño moral para la sociedad, la propia educación en la que cada quien ha sido formado y por la cual se pretende demostrar el respeto hacia las demás personas. La libertad desde la sexualidad deja implícitos la responsabilidad y el cuidado de cada persona para consigo misma en esta esfera y para con la pareja.

El nivel de tolerancia, respeto y aceptación de las diferentes formas en que los individuos expresan su sexualidad, son un modo de expresión de la cultura en una sociedad dada.

Desde esta perspectiva, en los diferentes países y comunidades se expresa la sexualidad de acuerdo con las tradiciones y costumbres que practiquen. Dicha afirmación fundamenta la variedad de manifestaciones que ocurren en esta esfera de la vida.

La diversidad sexual enfocada desde el humanismo, coloca a las personas en el centro de su análisis. Si se parte de considerar al individuo como irrepetible se está asumiendo la amplia gama de expresiones que podría manifestar cada individuo.

Cabe destacar, que el comportamiento sexual forma parte de una ética que surge del intercambio cotidiano de los miembros de una y otra comunidad. Las normas que conforman y regulan el comportamiento social, van condicionando en cada sociedad lo que es aceptado.

Unknown-1La orientación sexual no tiene necesariamente una relación directa con la conducta moral de los individuos. Existen múltiples ejemplos de personalidades destacadas por su quehacer cotidiano, bien sea por su cultura, por su obra literaria o plástica, porque son excelentes profesionales de la medicina o cualquier otra profesión y muchos suelen ser excelentes personas. Solo cabría llamar la atención por los que siendo heterosexuales, que son mayoría, tienen un comportamiento social denigrante y nada tiene que ver con una preferencia sexual diferente.

Conclusión.

La realidad social actual evoluciona y se transforma rápidamente, con desafíos y situaciones que requieren nuevas respuestas por parte de nuestra sociedad. Nos encontramos en un momento en el que cada día en mayor medida, convivimos personas de diferentes procedencias y etnias.

Entendemos que no podemos eludir esta realidad cambiante, y que por ello la sociedad necesita avanzar hacia un acercamiento y conocimiento de lo que es considerado como diferente.

Creo que la sensibilización dirigida hacia la sociedad con mayor difusión a este tipo de temas posibilita y potencia todo el proceso de participación y actitud solidaria. Tratando de generar conciencia crítica y favoreciendo la movilización social.
Para ello se deben de organizar campañas públicas con el objetivo de acercar estas preocupaciones al conjunto de la sociedad, así como programas dirigidos a sectores específicos que incluyen la realización de cursos, conferencias y congresos, publicaciones divulgativas, etc.

UnknownAsí mismo, la participación en actividades que se promueven desde diferentes instancias sociales. Hace poco se hablaba de orientación, ahora hay que sensibilizar a las personas; y más tratándose de temas tan actuales como éste que cubre a primera instancia una necesidad social de una minoría que no tiene voz y voto en muchas decisiones.

Porque como dicen por ahí, ser homosexual, bisexual o transexual no es una enfermedad, no es sinónimo de perversidad ni constituye delito alguno. No tienen su origen en la seducción a ninguna edad, no son contagiosas ni adquiridas por defectos educativos ni por malos ejemplos en el medio familiar. Son formas de expresión de la diversidad sexual, como lo es también la heterosexualidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s