Reforma Laboral

Por Juan Arizmendi Barrón

Unknown-1La larga discusión por más de cuatro sexenios sobre la necesidad de reformar la Ley Federal del Trabajo, finalmente el 30 de noviembre de 2012 fueron adicionadas, reformadas y derogadas varias disposiciones en la materia. El Senado aprobó por mayoría de votos una controvertida modificación a la Ley Federal del Trabajo, que por primera vez en 95 años permite, empleos de unas horas y no por jornadas completas, autoriza contratos a prueba y facilita el despido de trabajadores. La reforma laboral, a la fecha no ha servido de nada para la clase trabajadora, pues con todo y esta, en enero de 2014 quedaron desempleadas 228 000 personas, además de que no ha habido mejoras salariales, ni pagos de productividad, ni juicios laborales más agiles. Ningún beneficio ha generado a la clase trabajadora del país.

Tras haberse implementado la Reforma Laboral en México hace ya dos años, no sólo el trabajador ha perdido los beneficios que de alguna manera equilibraban la desigualdad natural que existe entre él y los dueños de los medios de producción, sino que los propios empresarios han comenzado a sentir los efectos de otra de las malas decisiones avalada en su momento por la mayor parte de los congresistas.

En efecto, bastaron sólo 24 meses para poder apreciar que el ritmo del crecimiento del empleo que se tenía antes de la Reforma Laboral se ha desacelerado a la vez que las plazas laborales del tipo formal, de por sí pocas, han perdido también calidad tanto en ingreso como en duración contractual, una condición que contrae el consumo derivado de que reduce la intención de adquirir bienes a mediano y largo plazos por parte de la clase trabajadora.

 

La promesa de los 400,000 empleos adicionales

Hasta antes de la implementación de la Reforma Laboral las cifras totales de empleos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) mostraron incrementos anuales de 4.65%, 3.87%, 5.26%, 4.04% y de 4.6% para los años 2006, 2007, 2010, 2011 y 2012, respectivamente. El promedio de crecimiento para dichos ejercicios alcanzó un promedio de 4.49%, el cual es hasta 1.36 veces superior al promedio de los años 2013 y 2014 —hasta octubre— el cual es de tan sólo 3.28%.

Incluso, agregando las caídas de las plazas formales en 2008 y 2009, de -0.27% y de -1.29%, el crecimiento proyectado para 2013 y 2014 era superior al que finalmente se tuvo luego de la implementación de la Reforma Laboral, pues supondría que en lugar de los 17 millones 208,000 empleos actuales, existieran al menos 128,000 más. Si a este ritmo de crecimiento que ya se tenía agregamos la promesa de las 400,000 plazas anuales adicionales como supuesto efecto de esta reforma, en México deberían haber 18 millones 136,000 plazas, una cifra para la que llevamos más de un año de retraso.

El 81% de las entidades empeoró la calidad de sus plazas formales

UnknownSi bien es cierto que un contrato temporal no necesariamente es un indicativo sobre la prontitud del término de la relación laboral, este provoca en los trabajadores mayor cautela en el consumo toda vez que ante la falta de certeza de su estabilidad inmediata, este tiende a reducir las obligaciones que van más allá del corto plazo.

Solamente seis entidades del país no han incrementado la proporción de trabajadores eventuales a partir de la Reforma Laboral y de estas, Nayarit, Tabasco, Oaxaca y Aguascalientes no observaron en 2013, una proporción de trabajadores eventuales que no haya rebasado el 20% del total.

Hidalgo, Quintana Roo, Tlaxcala, Guerrero y Campeche son las entidades que mayor proporción de trabajadores eventuales ante el IMSS observan en el país; salvo el caso del último mencionado, las demás reportaron además un decremento en la proporción de sus trabajadores permanentes en el periodo referido.

De Acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, el cuarto trimestre de 2012 el 44.5% de los mexicanos ocupados percibían ingresos inferiores a los dos salarios mínimos; para el tercer trimestre, la proporción creció a 45.2%, suficiente para que en términos absolutos para cifra pasara a 22 millones 470,000 mexicanos, es decir, 635 mil trabajadores más con ingresos inferiores a los 900 pesos semanales.

De hecho, antes de la Reforma Laboral el ingreso promedio del mexicano era de 1,325 pesos semanales en tanto que el último indicador reflejó 1, 314 pesos. Haciendo uso de la calculadora de inflación para el periodo analizado, el poder adquisitivo del ingreso se depreció a un equivalente de 1,228 pesos semanales de noviembre de 2012.

El salario medio de cotización en el IMSS al menos tuvo un incremento que superó en ‘5 pesos’ la inflación del periodo evaluado al estar hasta el corte de octubre en 280 pesos diarios. Como se dijo en un principio, la Reforma Laboral no solamente ha afectado a los trabajadores sino que ha hecho lo propio con gran parte del sector patronal que la impulsó; y todavía le falta lo peor.

 Como lo podemos ver, la reforma laboral que pretendía fuera un detonante del empleo que a su vez ayudaría a impulsar la economía mexicana, fue como las demás reformas estructurales, un freno y una invasión a derechos de las clases más desprotegidas como en este caso es la de los trabajadores, puesto que ahora el patrón está facultado para despedir al trabajador cuando este no le sea útil sin ningún prejuicio, con esta reforma se vino a beneficiar a todos los empleadores que en su pecado llevaron su penitencia pues al reducir el poder adquisitivo y la seguridad laboral de los trabajadores, será menos el gasto que estos hagan y por lo tanto habrá un mercado comercial en México sin consumidores.

El Artículo 26 “De la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos” contempla:

 

 

  1. El Estado organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional que imprima solidez, dinamismo, competitividad, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política, social y cultural de la nación.

 

Unknown-3Los fines del proyecto nacional contenidos en esta Constitución determinarán los objetivos de la planeación. La planeación será democrática y deliberativa. Mediante los mecanismos de participación que establezca la ley, recogerá las aspiraciones y demandas de la sociedad para incorporarlas al plan y los programas de desarrollo. Habrá un plan nacional de desarrollo al que se sujetarán obligatoriamente los programas de la Administración Pública Federal.

 

La ley facultará al Ejecutivo para que establezca los procedimientos de participación y consulta popular en el sistema nacional de planeación democrática, y los criterios para la formulación, instrumentación, control y evaluación del plan y los programas de desarrollo. Asimismo, determinará los órganos responsables del proceso de planeación y las bases para que el Ejecutivo Federal coordine mediante convenios con los gobiernos de las entidades federativas e induzca y concierte con los particulares las acciones a realizar para su elaboración y ejecución. El plan nacional de desarrollo considerará la continuidad y adaptaciones necesarias de la política nacional para el desarrollo industrial, con vertientes sectoriales y regionales.

 

En el sistema de planeación democrática y deliberativa, el Congreso de la Unión tendrá la intervención que señale la ley.

 

Pareciera que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el Licenciado Enrique Peña Nieto, al momento de presentar las reformas estructurales de su sexenio (Energética, Fiscal y Laboral) con toda intención, fue la de quebrantar el precepto Constitucional antes mencionado.

Ya ha casi cinco años de la presente administración hasta el momento, no se aprecia ninguno de los cambios en pro de la sociedad con dicha reforma, no se puede hablar que con dichas reformas contribuyan al desarrollo nacional, si bien es cierto benefician a mexicanos, pero son mexicanos de un grupo muy selecto un grupo que no vive con menos de $83 pesos al día, un grupo que no pertenece al más del 50% de pobres que Unknown-4viven en México, con este grupo de reformas, y no solo las de este sexenio se vino a romper con ese espíritu socialista de la Constitución, documento supremo que en sus inicios se llegó a comparar con Constituciones como la de Rusia, es una lástima que un grupo muy identificado de personas solo vengan a enriquecerse de todos los recursos bastos de México.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s