“El verdadero camino del desarrollo y la equidad”

Por Karla Alejandra Torres Gutiérrez

principal-carlos-alberto-montaner_grande.jpgEl verdadero camino del desarrollo y la equidad, es un texto escrito por el periodista cubano Carlos Alberto Montaner, quien se encontraba en una conferencia en El salvador, mientras una revuelta “patrocinada” por el embajador, también cubano, Pedro Pablo Prada Quintero, perturbaba las instalaciones. Dicho embajador, se conoce por el propósito de radicalizar el proceso político salvadoreño por cualquier medio, como estrategia de la dictadura comunista de su nación. El Salvador quebró sus lazos con Cuba en 1961, de igual forma que el resto de países de América Latina, con excepción de México, tras el triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro. Hasta Junio de 2009, El Salvador era el único país latinoamericano que todavía no había restablecido sus relaciones con Cuba, después de que Costa Rica lo hiciera en Marzo del mismo año.

Los problemas en el desacuerdo para alcanzar una prosperidad y un desarrollo aceptables en algunas naciones de América Latina, son un factor determinante en la fragmentación de sus sociedades.

El autor del texto, hace una primera observación en contraste a la situación mencionada, los países con mayor desarrollo y con una notable prosperidad coinciden en su forma de gobierno y una visión compartida de la economía, como se ha visto mayormente en los últimos años. Los países que eliminaron el Comunismo de su gobierno, para acceder a la Unión Europea, aceptaron los tres Criterios de Copenhague (1993), enunciados aquí brevemente:

  • Marco institucional plural y democrático, con imperio de leyes justas, y derechos humanos.
  • En cuanto al mercado, los intérpretes principales serian del sector privado.
  • Cumplir con obligaciones vinculadas a la U.E.

Tales países aceptaron las condiciones para el modelo de estado sin escándalo, y es que, si para los países con el más alto desarrollo mundial funciona, para ellos no tendría por qué ser diferente.

            La mayoría de los miembros de la Unión Europea concuerdan en ciertos criterios llamados “Los siete mandamientos del Primer Mundo”, criterios que por supuesto, no usamos en América Latina, caso muy claro el de nuestro país, México. Serán explicados exiguamente a continuación:

  1. Democracia representativa, donde existe el derecho al voto, como sistema más eficaz para hacer frente a los desafíos comunes.
  2. Economía de mercado, como procedimiento rector de asignación y creación de riqueza para el beneficio de la sociedad.
  3. La existencia de derechos humanos. Los estados están al servicio de los individuos.
  4. Respeto por los derechos de propiedad.
  5. No puede haber de ninguna manera impunidad para los más poderosos.
  6. Los funcionarios son electos en calidad de servidores públicos para sustentar la sociedad no para mandar sobre ella.
  7. Para corregir errores de los gobiernos se necesita de la alternancia del poder por medio del pluralismo político.

Los partidos democráticos discuten en cómo llevar por distinto camino la administración, más no por cambiar el sistema, todos se encuentran dentro del mismo y están en común acuerdo, esto da gran estabilidad a las naciones.

            Entendido lo anterior, nace la curiosidad de saber cómo es que se coincidieron en estos aspectos las sociedades desarrolladas. La respuesta que se nos da, es la experiencia. Con el triunfo de naciones como Estados Unidos, poco a poco se concluyó que la democracia representativa era la más eficiente y que la economía se estructura dentro de los lineamientos del mercado.

De acuerdo con el premio nobel Douglass North, esto paso cuando los norteamericanos consolidados como la primer republica moderna, generaron una mentalidad, donde acceder al poder no se logra por la riqueza o privilegios, sino por los méritos, así como la capacidad individual y la competencia, donde cada quien es responsable de su propia persona y bienestar. Este tipo de sociedad en la que se convirtió E.U.A es llamada por el economista mencionado, “de acceso abierto”. Gracias a este sistema bien recibido durante el siglo XIX Norteamérica se consolido como la primera economía del planeta y destino de muchos inmigrantes, así como el modelo a seguir de la mayoría de los países del resto del mundo. Es lamentable, que día con día se nos presente evidencia de que particularmente México está alejado de la meritocracia, mientras esto no se modifique abriendo los espacios reservados para la gente con influencias, no podremos dar un paso primordial para la transformación.

            Muy contrario a las ideas plasmadas con anterioridad, en el siglo XIX Karl Marx plantea la hipótesis de que en las sociedades justas, armoniosas y prosperas debería desaparecer la propiedad privada de los medios de producción para ser colectivos. Durante esta época, del Partido Comunista, la violencia se hizo muy habitual con la creencia de que no sería necesario el Estado ni las leyes para que todos contribuyeran voluntariamente al bienestar del grupo. Este periodo fue de enfrentamiento entre las naciones comunistas, democráticas, capitalistas y quedo demostrado en diversos aspectos que la práctica y teoría de occidente son por mucho, superiores.

            Ahora se intenta explicar porque en algunos países de América Latina aún images-2pretenden instaurar las ideas de Marx, como el caso de Hugo Chávez con Venezuela. Esto se debe a las nombradas por la ex canciller española Ana Palacio, Ideas Zombi, en las que los defensores de las ideas de Marx creen que el error no estuvo en tales ideas, sino en la práctica de tales ideas. No se dan cuenta de que cada nación que intento este sistema fracasó y que las que aún la tienen y tienen algo de desarrollo es porque adoptaron algunas reglas de las economías destacadas.

            Una razón diversa es que los todavía comunistas notan que la democracia y la economía de mercado no han resuelto el problema de la pobreza y subdesarrollo de nuestros países, solo ven los aspectos negativos. Pero Douglass North nos da una respuesta más acertada a la realidad de los países de América Latina, contrariamente somos países de acceso limitado, donde prevalece el capitalismo mercantilista, a beneficio de los mejor conectados con el poder político y la falta de respeto desde los dirigentes, hacia las leyes y donde impera la impunidad y la corrupción, así como la obstaculización para los que más saben y se esfuerzan, a algún tipo de ascenso. Así seguirá con firme continuidad la diferencia de clases en nuestras sociedades.

El peor enemigo de la estabilidad democrática y del desarrollo económico en la región son las ”ideas zombi”. Mientras los líderes aun las cultiven y cuenten con el apoyo del electorado, la libertad y la prosperidad están en peligro.

            Países anteriormente de acceso limitado como los Dragones Asiáticos, Brasil, Chile y Perú, por mencionar solo algunos, dieron un cambio paulatino pero a beneficio de todos, notable e importante, cuando realizaron cambios en aspectos tales como: educación, economía, propiedad privada, división de poderes, etc. Adoptaron la meritocracia y competencia para transformar su sociedad.

            Para la menor diferencia de ingresos, es fundamental agregar valor a la producción, personalmente de lo más importante, invertir con verdadera intención en la educación, creación de clusters[1] de todo tipo, imparcialidad y justicia eficiente, en especial con aquellos bien conectados con los funcionarios del poder judicial. Este crecimiento será lento, tal vez tardemos veinte años en pasar de una sociedad rural a una sociedad del conocimiento[2].

            Si no se atiende prontamente a este necesario cambio, y mientras no se tenga una sociedad justa, eficiente y equitativa, se seguirá expuesto a la aparición de hombres con el apoyo de buena parte de la sociedad, que pretendan crear gobiernos autoritarios; situación que genera grandes desgracias en las naciones. Estos cambios solo pueden nacer del crecimiento de la calidad y realce de la educación. Los Estados deben siempre 43194__recordar que la riqueza se genera en las empresas. Las personas que pueden iniciar con esta conveniente transformación, por obviedad al tener el poder, son los políticos, pero debe de existir carburante que los guie a ese fin, hablamos de los empresarios. Demostrado esta que ellos son lo que tienen la formación intelectual y los medios económicos para señalar cuales son los grandes defectos de nuestra educación y mejorarla, porque para ellos es también su beneficio, pues conlleva sus intereses individuales como colectivos, familias, y vida propia.

Sin duda el cambio debe empezar desde dentro, con la iniciativa de algunos o de uno, pero para esto es necesario el cambio de mentalidades en las que ya no sea más importante el beneficio propio que el colectivo. Tal vez hasta que este punto no se modifique no se podrá iniciar con el cambio, pero sin duda muchos hombres y mujeres han dado hasta su vida por intentarlo y en diversas ocasiones el cambio lo hemos visto en lo prospero de los países más desarrollados.

[1] Conjuntos de computadoras construidos por la utilización de hardware comunes y que se comportan como si fuesen una única computadora.

[2] Dedicada a la producción de bienes altamente sofisticados con gran valor agregado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s