LA PROSTITUCIÓN. HISTORIAS DEL CROMOSOMA XY

Por: Izamara G. Romero Flores

Basado en el libro: Milena.

Autores: Jorge Zepeda Patterson.

Unknown-5.jpegSe dice que la prostitución es el oficio más antiguo, pero puedo decirte que no es un oficio. La prostitución es la venta de servicios sexuales a cambio de dinero u otro tipo de retribución. La prostitución se da por muchos factores, que ellos llevan a consecuencias, algunas más graves que otras, y varían en cada persona ya que pueden ser una mujer, un hombre o niños. Hay asociaciones que ayudan a personas que ya no quieren o que se escaparon de la red de la prostitución.

La santa ley de Jesucristo gobierna nuestra civilización, pero no la penetra todavía. Se dice que la esclavitud ha desaparecido de la civilización, pero eso es un error, Existe todavía, solo que pesa siempre sobre la mujer, dándole el nombre no de esclavitud, sino de prostitución.

El termino prostitución viene del latín “prostituire” que significa estar expuesta a las miradas del público, estar en venta. Dentro de la prostitución femenina hay profesionales, semiprofesionales y ocasionales, pero a ninguna se le exime de las consecuencias tales como:

  • Enfermedades venéreas.
  • Adicciones como drogadicción y alcoholismo.
  • Precipitar la debilidad mental.
  • Rechazo social.
  • Embarazos no deseados.
  • Familias desintegradas.
  • Incluso la muerte.

En términos generales, las 3 principales formas de prostitución son en orden de incidencia:

  • Trata de blancas y menores de las cual surgen sociedades mafiosas, que trafican con personas, lo que se considera una manera moderna de esclavitud.
  • Personas cuyas condiciones sociales y económicas son precarios.
  • Prostitución de alto standing.

Durante los últimos 40 años, la industria del sexo se ha sistematizado y difundido por medio de las nuevas formas de comunicación, contribuyendo al desarrollo de la prostitución y, sobretodo, al argumento y la normalización de la pornografía.

La prostitución es un fenómeno social que tiene muchas causas y consecuencias. La prostitución no solo es de una determinada sociedad o condición económica, sino que se da en todo el mundo, trae problemas de salud pública, hay demasiada impunidad y corrupción cuando se trata de denuncias, pero cuál es la opinión de los hombres que recurren a esto, incluso estando casados o teniendo puestos en altas esferas de gobierno o sabiendo que las prostitutas podrían ser víctimas de trata de personas, ellos simplemente se justifican.

Expondré las historias del cromosoma XY, que son testimonios y relatos tomados por una víctima de trata, que fue coleccionando a lo largo de su vida con diferentes clientes para documentar sus excusas vanas frente a la prostitución.

ELLOS I.-

Unknown-4.jpegA mí no me gusta ir de putas, solo que resultan peores las que no cobran. Ya me canse de gastar dinero a lo pendejo. Las invitas a cenar, pagar bar, cine y encima en la primera cita ellas no quieren coger. Con una prostituta en cambio, es diferente. No hay estrés, ni dudas, ni cenas o gastos innecesarios, arreglas el precio y el servicio, y ya está, felicidad garantizada. No me gustan las putas, pero creo que las otras menos.

  • D. Exdirector técnico de la selección de futbol de México.

ELLOS II.

Nunca había estado con una prostituta, hasta que conocí a Sofía, quien dijo ser economista, más tarde me confeso que era “economixta”: por las mañanas trabajaba de secretaria y por las noches vendía su cuerpo en el bar de un hotel para ejecutivos. Cuando me confeso que cobraba por sus servicios, lo hizo después de un largo abrazo; la mención de un a tarifa se me pareció un detalle menor, como la novia esquiva que se desnuda a cambio de la promesa de matrimonio. Solo al terminar me di cuenta de que esa noche me había enganchado a la prostitución casi sin darme cuenta. Ahora solo recurro a profesionales, pago por su dolor y todos contentos.

  • G.B. tesorero del ayuntamiento de Marbella.

ELLOS III.

Me he pasado la vida entre las damas de la noche. Quien las critica no las conoce. Mi verdadero hogar son esas horas entre las 2 y las 5 de la mañana.

Cuando el borracho te dice que eres su hermano y la puta vieja te trata con el cariño que nunca te dio la tía que deseabas en secreto.

Las hembras más admirables que he conocido proceden de este mundo de burdeles, sus motes artísticos eran:

  • Amarilda: murió hace años, luego de un aborto mal cuidado.
  • Zefira: contrajo sida hace tiempo.
  • Zulma: podía haber sido psiquiatra. Tenía una sabiduría innata para saber si sus clientes requerían una caricia de novia parvularia o un apretón de pene con su jugueteo. Luego supe que un hombre la mató a golpes.

Mujeres admirables las damas de la noche. Aunque ahora que lo pienso no me explico porque siempre acaban tan mal.

  • S. líder del sindicato de electricistas.

ELLOS IV.

Unknown-3.jpegYo voy de putas porque amo a mi mujer. Gracias a eso hemos cumplido 8 años felizmente casados, y no vayan a creer que voy a buscar afuera lo que no encuentro en casa, no señor. Tengo la fortuna de estar casado con una mujer de muy buen ver una dama y buena ama de casa, pero que le vamos a hacer, incluso al que come filete todos los días se le va a antojar unos tacos callejeros de vez en cuando.

El que diga que prefiere la monogamia miente o de plano no le funcionan bien los tanates. Gracias a mis escapadas siempre le he sido fiel a mi esposa, nada de romances o amantes. Lo mío es solo una cogida depurativa y desintoxicante cada 3 semanas con algún profesional.

  • G. director de la bolsa mexicana de valores.

ELLOS V.

A mí las putas me dan envidia. Recibir dinero por follar es todo un regalo ¿no? La gente está obsesionada por conseguir dinero y sexo, basta ver los anuncios para darse cuenta de que son los 2 motores que usa la publicidad. Las prostitutas son unas ingratas, no aprecian el privilegio que les dio la vida.

  • N. obispo de estepona, España.

ELLOS VI.

Yo amo a mis putas, las trato bien. Ellas me dan placer y yo las cubro de dinero como todo en la vida, la prostitución no es buena ni mala en sí misma.

Yo sé que hay burdeles de espanto y que algunas mujeres sufren las de Caín, pero no porque hubiera explotación en las minas que dejo de sacar mineral, abolieron la esclavitud de los negros, aunque no por eso suprimieron las plantaciones de algodón, ¿verdad? Ahora que lo pienso, se trata simplemente de un asunto de regulación si se introducen condiciones de trabajo aceptables, una supervisión sanitaria y se elimina a los chavos indeseables que las explotan, podrían ser un negocio hecho y derecho, y todos felices.

  • A. director financiero, España.

ELLOS VII.

Consejo: en un mundo ideal no existiría la prostitución. Tampoco las mentiras, la envidia o los placeres que nos hacen sentir culpables. Pero nada de eso va a aparecer. No se trata de que nos conduzcamos como cerdos, pero no llegaremos a ningún lado negando nuestra pertenencia al reino animal.

images.jpegDurante 39 años he vivido fiel a mis exigencias de mis instintos, no tengo nada de que arrepentirme.

  • B. exmagistrado del Tribunal Supremo.

ELLOS FINAL.

Somos las cucarachas de la especie humana impresentables, portadores de todo mal, objetos de repulsión; y como las cucarachas seguiremos estando hasta el día en que la humanidad consiga extinguirse. En el fondo, un proxeneta es tan indispensable como cualquiera, como dicen, la gente prefiere comerse sus salchichas sin enterarse de que traen dentro.

Todos los días, de los millones de hombres que recurren a los servicios de una ramera, quieres que esta sana y limpia, que ofrezca un servicio digno a cambio de su dinero, buscan desahogarse sin correr ningún riesgo. Nosotros los proxenetas, chulos, alcahuetes, llámenlo como quieran, somos los responsables, los verdaderos profesionales del negocio de la prostitución.

Y déjenme decirles que ser proxeneta requiere una disciplina de cuerpo y espíritu, vivir entre vicios sin enviciarse, proteger a tus mujeres manteniendo un absoluto desapego.

Yo no sé si un psicólogo con sus gafitas costosas podrían competir con cualquiera de mis colegas en el arte de moldear a otro ser humano. Todo proxeneta que se aprecie es un maestro para mezclar el terror dosificado y el consuelo ocasional. Se requiere mucha labia y más intuición para hacer entender a una mujer que no tiene otro lugar en el mundo para vivir para prostituirse en mi beneficio. Matar toda esperanza en el alma, sin destruir el cuerpo es un proceso que exige disciplina y talento.

En resumen, cuando acudas a una ramera, dedica un tiempo a reflexionar y agradecer al profesional que lo hizo posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s