Sujetos del Derecho

Por David Arias Pavón

Ubi societas, ibi ius: donde hay sociedad, hay derecho.

Unknown-1.jpegÉste es uno de los principios del Derecho el cual puede ser visto como base y fundamentación para la existencia del Derecho, puesto que es creado y establecido con la finalidad de poder regular la conducta social, buscando el orden de la población. Por lo tanto, no puede existir el Derecho sin sociedad que regular, y la sociedad a su vez está conformada por individuos, que son los que se verán sujetos a las prescripciones del Derecho.

La palabra “persona” tiene sus orígenes en Grecia, donde se le daba el significado de máscara, los romanos adoptan ésta palabra pues para el Derecho sólo son importantes algunos aspectos del individuo que se van forjando en su máscara con la que actuaban.

En Roma la personalidad jugaba un papel importante, porque no todos los individuos son personas, para poder serlo se necesitaban 3 requisitos:

  • Status Libertatis: La esclavitud no tiene orígenes romanos, todas las civilizaciones antiguas tenían esclavos. En Roma había tantas formas de caer en la esclavitud como para poder ser liberado. Se necesitaba ser libre para poder ser considerado Persona.

  • Status Civitatis: Es tener la ciudadanía, los ciudadanos vivían dentro, después de las murallas ya no era ciudad. El concepto de ciudadanía cambia la expandirse Roma.
    Los ciudadanos tenían ciertos privilegios como:
    Ius Connubium: El poder casarse.
    Ius Sufragii: El derecho a votar en los comicios.
    Ius Honorum: Facultad para poder tener cargos políticos.
    Ius Actionis: Poder acudir a los tribunales
    Ius Commercium: La más importante que es la facultad de realizar actos jurídicos.

  • Status Familiae: Era no estar bajo la patria potestad de nadie, por lo tanto, el único sujeto de derecho era el Paterfamilias que era el monarca doméstico, la persona que administraba los bienes y establecía las normas de su Domus. Ya que sólo los Paterfamilias tenían personalidad entonces también eran acreedores de los atributos que ésta conllevaba.Unknown.jpeg

Los Atributos de la Personalidad son: El nombre, el patrimonio, el domicilio y el que será el que analicemos, la Capacidad.

La Capacidad se divide en dos:

De Goce: Aptitud para ser titular de derechos y obligaciones. Aquí se necesita de un representante o tutor para poder tener acción jurídica.

De Ejercicio: Es la aptitud para hacer valer por sí mismo los derechos y cumplir con las obligaciones

Nuestra legislación retoma esto en su Código Civil para el Distrito Federal:

“Artículo 22: La capacidad jurídica de las personas físicas se adquiere por el nacimiento y se pierde por la muerte; pero desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la protección de la ley y se le tiene por nacido para los efectos declarados en el presente Código.”

“Artículo 23: La minoría de edad, el estado de interdicción y demás incapacidades establecidas por la ley, son restricciones a la capacidad de ejercicio que no significan menoscabo a la dignidad de la persona ni a la integridad de la familia; los incapaces pueden ejercitar sus derechos o contraer obligaciones por medio de sus representantes.”[1]

En Roma también había una distinción entre personas físicas y colectivas

(morales). Las personas morales tenían las mismas reglas que las que hay en la actualidad, necesitaban 2 personas mínimo, los bienes de la persona moral son de ella y no de sus miembros, al igual que sus deudas. Las primeras personas morales fueron hospitales y orfanatos.

En nuestra legislación las personas morales están reguladas del Artículo 25 al 28 del Código Civil para el Distrito Federal.

Ahora, pasemos a las personas fuera de la Nación.

Antaño las civilizaciones se regulaban con un derecho Interno, como lo hacen actualmente los Estados, y de igual forma ellos también tenían ya sea por costumbre o por un derecho codificado una forma preestablecida de manejar las relaciones con los extranjeros y habitantes de sus propias colonias; distinguiendo así entre ciudadanos y extranjeros.

En Roma se regulaba la población romana con el Ius Civile: siendo todas las leyes images-1.jpegformales de su derecho, en sentido general es todo el Derecho Romano; éste Derecho estaba conformado por el Ius Honorarium (derecho legislado por los magistrados), el Ius Publicum (regula el funcionamiento del Estado), y el Ius Privatum (regula la convivencia de los ciudadanos).

El Ius Civile funcionaba junto con otro, que era el Ius Gentium: Era un derecho supranacional reconocido por los pueblos y se usaba en los conflictos entre éstos pues no se podía aplicar en su totalidad tanto el Derecho Romano como alguno otro.

Siendo así los romanos hacían distinciones entre los sujetos:

  • Ciudadanos: Con todos los privilegios y estatutos.
  • Latini Veteres: Todos los pueblos que se aliaron con Roma y con la confederación Latina.
  • Latini Coliniarii: Las personas que voluntariamente se van a vivir a las colonias de Roma.
  • Peregrinos: “El que va de paso”, eran las personas que no se quedaban en territorio romano y se les aplicaba solamente el Ius Gentium.
  • Bárbaros: Pueblos que viven fuera de territorio romano y su organización no es de Ciudad-Estado.

Éstos solamente son los sujetos individuales de carácter del Ius Gentium, y en la actualidad, los extranjeros son mencionados en nuestro artículo 33 Constitucional.

Dado que en el artículo 25 del C.C.D.F. se reconoce al estado como personas morales, es en este momento cuando el Derecho Internacional Público toma partida pues toma a las naciones como sujetos de Derecho que interactúan unas con otras, tal y como lo hacen los particulares, claro que, los asuntos de los que discuten son de la más grande importancia y delicadeza.

Las guerras mundiales del siglo XX fueron hechos cruciales para redefinir el fin y desarrollo del Derecho Internacional pues introdujeron una concepción progresivamente comunitaria de éste Derecho; antes de éstos sucesos, los únicos sujetos del Derecho Internacional eran los Estados, y había conflictos entre ellos por los intereses fundados en la soberanía y plenitud de cada Estado. La soberanía era un obstáculo la mayoría de las veces para que los Estados pudieran interactuar y llegar a formar acuerdos, puesto que ésta “puede vincularse a la idea de independencia o ausencia de dependencia en el ejercicio de las competencias estatales”;[2] pero con las consecuencias de la guerra, el mundo entero entendió que no habría límites en las futuras guerras si no tomaban medidas de manera instantánea.

En cuanto a las Naciones es necesario hablar del reconocimiento que “podría definirse como el acto unilateral por el que uno o más Estados declaran, o supuestamente admiten, que una entidad política es un Estado, con los derechos y obligaciones inherentes a la condición de estabilidad, como sujeto de Derecho Internacional en pie de igualdad con el Estado o Estados que los reconocen”[3]

El 24 de octubre de 1945 los representantes de 50 países en San Francisco redactaron la Carta de las Naciones Unidas. El reconocimiento definido anteriormente entra a escena porque las primeras organizaciones internacionales no eran consideradas como sujetos del Derecho Internacional, se veían como un “Cuasi-Estado” pues eran un elemento residual de la sociedad internacional. Sin embargo a través de los años, las Organizaciones Internacionales han pasado a ser la respuesta funcional para los Estados cuando surgen complicaciones de carácter mundial.

images.jpegEstas Organizaciones son creadas por la soberanía de todos los estados que necesitan de un organismo que se avoque a la solución de una materia en específico. Ellas tienen distintas formas de acción, a lo largo de los años han obtenido fuerza coercitiva suficiente para que haya modificaciones a los ordenamientos internos de los Estados parte. Si estos empezaron a dar recomendaciones a los Estados de cómo actuar, ahora pueden multar al propio Estado y tener Cortes para poder atención a los particulares como se hace en materia de Derechos Humanos.

Estas Organizaciones tienen como elementos:

  • Una clasificación en cuanto a su territorio donde tendrá jurisdicción, su competencia y sus objetivos o fines.
  • Conformados por sus miembros, los Estados.
  • Una estructura orgánica.
  • Un proceso de adaptación de decisiones.
  • Su financiación.

Es así como las Organizaciones Internacionales también se considera un sujeto de Derecho que tiene la capacidad de ser titular de derechos y obligaciones.

Fuentes.

1.- http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/2_241213.pdf

2.- Norka López Zamarripa. (2008). Nuevo derecho internacional Público. México D.F.: Porrúa.

3.- Huber Olea, Francisco José. (2005). Derecho Romano. México. IURE.

[1] http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/2_241213.pdf

[2] Norka López Zamarripa. (2008). Nuevo derecho internacional Público. México D.F.: Porrúa. P. 84.

[3] Ibídem. P.91.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s