Terrorismo

POR  ESPARZA ESCAMILLA TERESA GUADALUPE

Unknown-4.jpegEl objetivo que se persigue al realizar este trabajo, es conocer y tratar de entender el terrorismo partiendo de ciertas interrogantes como ¿Qué es? ¿Cómo surgió? ¿Qué papel juega en la historia actual? Todo visto desde el punto de vista histórico sin dejar de lado los fundamentos jurídicos, así como ¿Qué es y cómo trabaja la Asamblea General en Lucha contra el terrorismo? Además los primeros convenios para evitar el terrorismo, entre otras cosas.

Nada justifica el actuar de un terrorista pero sí podemos analizar y entender por qué surgen éstos, por qué logran reclutar a sus miembros (que no suelen hacerlo por dinero), y por qué actúan de esta forma. El entendimiento de estas razones nos puede ayudar a combatir las causas y las raíces de estos grupos. Y con ello evitar la existencia misma de los grupos terroristas. La actual lucha contra el terrorismo está totalmente dirigida hacia los síntomas visibles del mismo, y sólo aquel terrorismo que afecta a los intereses de Occidente.

Los atentados, sobre todo cuando son vividos de cerca, provocan una sensación de estupefacción, la cual no la podemos entender. Resulta increíble ver cómo algunos seres humanos son capaces de generar tanto pánico y miedo en la sociedad, es por eso que he decidido enfocarme en este tema, para tratar de responder todas estas interrogantes que me han surgido durante los últimos años concernientes a este tema en específico.

Es conveniente comenzar con la definición del terrorismo: éste, al igual que muchos otros fenómenos en apariencia antiguos, es en realidad una invención moderna. Como idea política, apareció por primera vez con la Revolución francesa; lo cual equivale a decir en realidad, que el terrorismo y el Estado democrático moderno son hermanos gemelos. En la época de Danton y Robespierre, el terrorismo dio sus primeros pasos bajo la forma de terrorismo de Estado. Era una violencia infligida por el Estado contra sus enemigos, no un ataque contra la soberanía lanzado por unos enemigos encapuchados1.

1 Eagleton, Terry. (2008) Los orígenes del terrorismo. La Nación. Recuperado desde: http://www.lanacion.com.ar/1024336-los-origenes-del-terrorismo.

La palabra “terrorista”, según fija el Diccionario de la Real Academia, la define como la dominación por el terror, la sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror y la actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos2.

Terrorismo, por su parte, puede ser un estado, una situación, una estructura en la que se practica esa dominación por el terror y puede ser un proceso, es decir, una sucesión de actos en los que se observa la intención de infundir miedo ante un mal o peligro que se teme 3.

El término puede hacernos parecer pretenciosos además de siniestros. En un sentido más amplio de la palabra, el terrorismo es sin duda tan antiguo como la propia humanidad. Los seres humanos han venido desollándose y masacrándose entre sí desde el principio de los tiempos. En un sentido aún más específico del término, el terrorismo se remonta incluso a épocas anteriores a la modernidad, cuando el concepto de lo sagrado ve la luz por primera vez; y la idea del terror, por inverosímil que resulte, está estrechamente ligada a este ambiguo concepto. Es ambiguo porque la palabra sacer puede significar tanto “bienaventurado” como “maldito”, santo o bandido; y en las civilizaciones antiguas hay variedades de terror que son al mismo tiempo creadoras y destructivas, vivificantes y mortíferas.

Unknown-1.jpegLa afinidad entre el terror y lo sagrado puede resultar singular e incluso ofensivamente irrelevante para el terrorismo de nuestros días. Cortarle la mano a alguien en nombre de Alá misericordioso o dejar miles de niños sirios huérfanos por la causa de la democracia no tiene particularmente nada de santo. Sin embargo, no se puede comprender del todo la idea de terror sin comprender también este curioso doble filo. El terror nace como idea religiosa, que es lo que continúa siendo en realidad hoy día gran parte del terrorismo; y la religión se ocupa por entero de capacidades profundamente ambiguas que son al mismo tiempo arrebatadoras y aniquiladoras.

El primer promotor del terrorismo

Uno de los primeros cabecillas terroristas fue el dios Dionisio. Dionisio es el dios del vino, la música, el éxtasis, el teatro, la fertilidad, los excesos y la inspiración4, rasgos que probablemente nos resulten a la mayor parte de nosotros más atractivos que ajenos. La mayoría de nosotros preferiría una juerga con Dionisio a un seminario con Apolo.

2 Real Academia Española. (2014). Diccionario de la lengua Española (23ed.) Madrid, España.

3 Tortosa, José María. (2005) La palabra “Terrorista”. Grupo de Estudios de Paz y Desarrollo, Universidad de Alicante. Recuperado desde: http://www.seipaz.org/2005tortosa.htm.

Aquella divinidad báquica proteica, juguetona, difusa, erótica, extravagante, hedonista, transgresora, ambigua desde el punto de vista sexual, marginal y anti lineal podría ser casi una invención posmoderna. Sin embargo, también representa un espanto insoportable, y en buena medida por las mismas razones. Aunque sea el dios del vino, la leche y la miel, también es el dios de la sangre. Al igual que el exceso de alcohol, enciende la sangre hasta el punto de hacer cosas que ni siquiera pensaríamos en nuestros cinco sentidos, él es atroz y voraz, en parte bestial y en parte divino, y en ese sentido es la pura imagen de la humanidad; aunque exhiba los encantos de la espontaneidad, también revela una ferocidad ciega, contando siempre con su implacable malevolencia y agresividad.

Así creció el terrorismo.

Recapitulando, el concepto terrorismo se adopta en realidad durante la Revolución Francesa en el período conocido como Reinado del Terror (1793-1794) en el que Robespierre y el bando de los jacobinos llegaron a matar entre 11.000 y 45.000 personas (según diferentes estimaciones) guillotinadas con la acusación de llevar a cabo actividades en contra de la Revolución. Ni siquiera los propios jacobinos escaparon a esta vorágine de terror y cualquiera que estuviese en contra era igualmente ejecutado. Llegó un momento que la población se sumergió en esa misma situación de terror constante en la que la violencia se volvió gratuita. A raíz de la Revolución Francesa nació una filosofía del terror que sería controlada por Napoleón pero que tras la muerte de éste renacería en la forma del terrorismo anarquista que atentaba contra cualquier forma de poder sin importarle lo más mínimo los daños colaterales 5.

Unknown.jpegEs cierto que debemos separar las justas reivindicaciones políticas de mejoras sociales que algunos grupos políticos que entonces se movían en la clandestinidad reclamaban de las acciones violentas de otros pero no pocas veces fueron unidas de la mano al considerar esas formaciones que la violencia era el único modo de concienciar a la sociedad sobre las injusticias que se cometían contra el proletariado y las masas populares desfavorecidas. Si además, los Gobiernos reprimían las manifestaciones de forma excesivamente violenta con verdaderas masacres, el odio se volvió exacerbado dando lugar al terrorismo de corte anarquista.

4 Biografía de Dionisio. Quién. NET. Recuperado de: http://www.quien.net/dionisio.php.

5 (2011). Historia del terrorismo. RED SAFE WORLD Blog de análisis y reflexión sobre seguridad global. Recuperado de: https://redsafeworld.wordpress.com/2011/05/30/historia-del-terrorismo/

Así creció el terrorismo.

Recapitulando, el concepto terrorismo se adopta en realidad durante la Revolución Francesa en el período conocido como Reinado del Terror (1793-1794) en el que Robespierre y el bando de los jacobinos llegaron a matar entre 11.000 y 45.000 personas (según diferentes estimaciones) guillotinadas con la acusación de llevar a cabo actividades en contra de la Revolución. Ni siquiera los propios jacobinos escaparon a esta vorágine de terror y cualquiera que estuviese en contra era igualmente ejecutado. Llegó un momento que la población se sumergió en esa misma situación de terror constante en la que la violencia se volvió gratuita. A raíz de la Revolución Francesa nació una filosofía del terror que sería controlada por Napoleón pero que tras la muerte de éste renacería en la forma del terrorismo anarquista que atentaba contra cualquier forma de poder sin importarle lo más mínimo los daños colaterales 6.

Es cierto que debemos separar las justas reivindicaciones políticas de mejoras sociales que algunos grupos políticos que entonces se movían en la clandestinidad reclamaban de las acciones violentas de otros pero no pocas veces fueron unidas de la mano al considerar esas formaciones que la violencia era el único modo de concienciar a la sociedad sobre las injusticias que se cometían contra el proletariado y las masas populares desfavorecidas. Si además, los Gobiernos reprimían las manifestaciones de forma excesivamente violenta con verdaderas masacres, el odio se volvió exacerbado dando lugar al terrorismo de corte anarquista.

En el otro extremo del Mundo, en Japón, también en el siglo XIX, el terrorismo hizo su aparición, en esta ocasión con la pretensión de instaurar un nuevo régimen político. En 1853, el Régimen japonés lo constituía el shogunato de Tokugawa, desde hacía varios siglos. Su último período fue conocido como Bakumatu y durante quince años cuatro samuráis constituyeron una verdadera cédula terrorista conocida como los cuatro hitokiri del Bakumatu, significando hitokiri, literalmente, asesino de hombres. También fueron llamados los cuatro carniceros. A pesar de que con sus acciones ayudaron al nuevo emperador a conseguir el poder, la dinastía Meiji les veía como una seria amenaza para el futuro de la nación ya que eran muy respetados y defensores del aislacionismo japonés lo que iba en contra de las medidas de progreso del nuevo Gobierno. El jefe de los hitokiri sería arrestado y ejecutado en 1871

6 Quintero, J. (2015). Hitokiri. Revista Nova et Vetera, Vol. 1. (Ed. 4). Recuperado desde: http://www.urosario.edu.co/revista-nova-et-vetera/Vol-1-Ed-4/Columnistas/Hitokiri/.

Unknown-2.jpegEn la misma época surgen en Estados Unidos los movimientos racistas que utilizan la violencia para aterrorizar a los antiguos esclavos negros y a los políticos del Gobierno Federal que se constituyó tras la Guerra Civil. Aparece el Ku Klux Klan (KKK) que promovía sin descaro la supremacía de la raza blanca sobre las demás, el odio a los judíos y árabes, la persecución de la homosexualidad, la eliminación del comunismo y la conservación de lo que ellos consideran valores cristianos.

El Ku Klux Klan se valió de la violencia para conseguir sus objetivos pero los Estados del Sur acabaron por verles como una amenaza ya que debido a la acción terrorista del Klan el Ejército Federal tenía fuerzas destacadas constantemente en dichos territorios por lo que los dirigentes de esos Estados no se movían con libertad, siempre observados, así que no apoyaron a los miembros del Klan cuando el presidente Grant disolvió la organización en 18707.

Primera mitad del siglo XX

Casi medio siglo después, surge el segundo KKK, mejor organizado que el del siglo XIX y ya presente en todo el País. Daba la impresión de que habían seguido trabajando en la sombra, consiguiendo adeptos para su causa y financiación durante las décadas que había estado disuelto ya que de repente aparece con millones de afiliados, pero su gran error fue apoyar a la Alemania Nazi por lo que en los años 40 cayeron en desgracia. Sin embargo, no desaparecieron manteniendo el apoyo de miles de personas en los años 50 descontentas con los derechos que la población negra iba adquiriendo de modo progresivo gracias al Movimiento por los derechos civiles, principalmente en los Estados sureños8.

Pero qué está ocurriendo en estos mismos años en una de las zonas más calientes del Planeta en lo que al análisis del terrorismo internacional se refiere. En Oriente Medio, la opinión pública siempre se ha creído que el terrorismo únicamente ha sido protagonizado y practicado por grupos extremistas islámicos, sin embargo, en los años 20 la milicia sionista Haganá se transformó en una fuerza paramilitar. Haganá significa, en hebreo “defensa”9.

7 Verónica. (2009). El Ku Kux Klan. La Guía. Recuperado desde: http://www.laguia2000.com/estados-unidos/el-ku-klux-klan.

8 y 9 (2011).Historia del terrorismo. RED SAFE WORLD Blog de análisis y reflexión sobre seguridad global. Recuperado de: https://redsafeworld.wordpress.com/2011/05/30/historia-del-terrorismo/.

Su origen fue motivado por las matanzas a manos de árabes contra colonos judíos en los años 20 con la permisividad o conocimiento de las autoridades británicas, razón por la que los judíos se organizaron y armaron contraatacando tanto a los árabes palestinos como atentando contra el ejército británico. Los fundadores de la Haganá ya tenían experiencia en defenderse de agresiones similares pues procedían de la Rusia zarista en la que habían sido igualmente atacados y donde se vieron obligados a constituir organizaciones de autodefensa como el grupo Hashomer, que significa “El Guardían”, de 1909.

La década de los 30 fue especialmente violenta convirtiéndose la Haganá en una fuerza muy considerable con 21.000 activistas y colaborando con la Policía británica contra la insurgencia árabe. Ya en los años 40, esa política británica tan ambigua acabó por desestabilizar del todo Palestina y provocando la constitución del Estado de Israel, esto último como un resarcimiento internacional por los millones de judíos asesinados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Se creyó que el mejor modo de compensar el daño sufrido era otorgándoles su principal anhelo; recuperar su tierra prometida: Israel. Pero, justo después de la constitución del Estado de Israel, comenzaron las guerras entre judíos y árabes, convirtiéndose la Haganá en el actual ejército israelí. Curioso destino de una organización que comenzó siendo un grupo terrorista que llevaba a cabo atentados contra objetivos británicos y árabes. En Palestina, más que la Haganá, fue un grupo derivado de la misma el que más atentados llevó a cabo, Irgún, como el ataque al Hotel King David donde se encontraba la sede del mando británico, con el resultado de 91 muertos y 46 heridos. Siendo como era un edificio administrativo, murieron muchas personas que eran civiles auxiliares y por lo tanto de ninguna manera objetivos militares por lo que el atentado fue muy criticado incluso por los propios grupos judíos ya que sucedió en 1946 y a punto estuvo de arruinar lo avanzado en la constitución del futuro Estado de Israel.

Unknown-3.jpegAun así, al igual que la Haganá derivó en el actual ejército de Israel, el grupo terrorista Irgún se convirtió, una vez constituido Israel, en el partido político de ultraderecha Likud, considerada una formación fundamentalista que sin embargo cuenta con un gran poder en Israel.

¿Es tal vez está la solución al problema del terrorismo? ¿El que todos estos grupos y organizaciones deriven en formaciones políticas que dejen las armas para defender sus ideales en las urnas?

Eso era lo que se pretendía en los años 60 pero lamentablemente hemos podido comprobar que el fenómeno terrorista acabó adquiriendo una denotación que nadie en ese momento podía esperar convirtiéndose en la amenaza global que es en hoy en día10.

Marco legal.

A lo largo de la historia se ha tratado de combatir la práctica del terrorismo de manera nacional, así como también en el ámbito internacional, y por esto se han implementado diversos instrumentos jurídicos que pretenden dar fin a las prácticas terroristas. Por lo cual, la comunidad internacional ha creado 19 instrumentos jurídicos internacionales para evitar este tipo de actos, los cuales actualmente se encuentran en vigor. Esto a lo largo del tiempo ha tenido cambios de manera paulatina ya que desde un inicio no se contemplaban estos instrumentos jurídicos, teniendo que realizar diversas propuestas y cabios para obtener el resultado con el que actualmente contamos.

Instrumentos Jurídicos internacionales (Elaborados por la ONU)

Estos 19 instrumentos fueron elaborados por las Naciones Unidas y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) desde 1963, los cuales se enunciarán a continuación, además se encontrarán entre paréntesis el año en que entraron en vigor.

  1. Convenio sobre las Infracciones y Ciertos Otros Actos Cometidos a Bordo de las Aeronaves (1963).
  2. Convenio para la Represión del Apoderamiento Ilícito de Aeronaves (1970).
  3. Convenio para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de la Aviación Civil (1971).
  4. Protocolo para la Represión de Actos Ilícitos de Violencia en los Aeropuertos que Presten Servicios a la Aviación Civil Internacional, Complementario del Convenio para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de la Aviación Civil (1988).
  5. Convenio para la Represión de Actos Ilícitos Relacionados con la Aviación Civil Internacional (2010).
  6. Protocolo Complementario del Convenio para la Represión del Apoderamiento Ilícito de Aeronaves (2010).

10 (2011). Historia del terrorismo. RED SAFE WORLD Blog de análisis y reflexión sobre seguridad global. Recuperado de: https://redsafeworld.wordpress.com/2011/05/30/historia-del-terrorismo/

  1. Protocolo que modifica el Convenio sobre las Infracciones y Ciertos Otros Actos Cometidos a Bordo de las Aeronaves (2014).
  2. Convención sobre la Prevención y el Castigo de Delitos contra Personas Internacionalmente Protegidas, inclusive los Agentes Diplomáticos (1973).
  3. Convención Internacional contra la Toma de Rehenes (1979).
  4. Convención sobre la Protección Física de los Materiales Nucleares (1980).
  5. Enmiendas a la Convención sobre la Protección Física de los Materiales Nucleares (2005).
  6. Convenio para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de la Navegación Marítima (1988).
  7. Protocolo de 2005 del Convenio para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de la Navegación Marítima (2005).
  8. Protocolo para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de las Plataformas Fijas Emplazadas en la Plataforma Continental (1988).
  9. Protocolo de 2005 Relativo al Protocolo de 1988 para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de las Plataformas Fijas Emplazadas en la Plataforma Continental (2005).
  10. Convenio sobre la Marcación de Explosivos Plásticos para los Fines de Detección (1991).
  11. Convenio Internacional para la Represión de los Atentados Terroristas Cometidos con Bombas (1997).
  12. Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo (1999).
  13. Convenio Internacional para la Represión de los Actos de Terrorismo Nuclear (2005).

Primeros convenios para evitar el terrorismo (sociedad de naciones).

images-2.jpegSin embargo, antes de las iniciativas desarrolladas por las Naciones Unidas, existió como precedente un convenio internacional redactado por la Sociedad de Naciones, el cual tenía como fin la organización internacional contra el terrorismo en una perspectiva universal, este fue el primero convenio internacional en contra del terrorismo.

“Tras el asesinato en Marsella del rey de Yugoslavia, Alejandro I, y del Ministro de Asuntos exteriores francés, Louis Barthou, en 1934, el Gobierno francés impulsó en el seno de la Sociedad de Naciones la adopción de una Convención internacional para la supresión del terrorismo. Tras más de dos años de trabajos y negociaciones se firmaron dos tratados en 1937: la Convención para la prevención y represión del terrorismo y la Convención para la creación de un Tribunal Penal Internacional”[11]

Sin embargo, ninguno de los dos convenios anteriormente mencionados entró en vigor, al no concitar el número de ratificaciones necesarias. Las iniciativas planteadas por la Sociedad de Naciones no fueron tomadas por Las Naciones Unidas y fue hasta los años sesenta cuando entraron en vigor los convenios dirigidos a combatir el terrorismo, además siendo estos convenios de temas muy concretos, como es el caso del primer convenio presentado, el cual se encontraba relacionado con el tema de seguridad de navegación aérea.

Asamblea General en Lucha contra el terrorismo.

 La decisión de la entrada en vigor de convenios concretos en el ámbito de terrorismo tomo forma de manera paulatina, ya que, desde un inicio, se pretendía realizar un convenio que englobara el tema del terrorismo de manera general. Y aunque no se había podido entrar en vigor los primeros convenios realizados “La amplia repercusión internacional de diversos atentados terroristas en 1972 llevó al Secretario General a solicitar a la Asamblea General la adopción de medidas colectivas para prevenir el terrorismo internacional.”[12].

Sin embargo, ninguno de los dos convenios anteriormente mencionados entró en vigor, al no concitar el número de ratificaciones necesarias. Las iniciativas planteadas por la Sociedad de Naciones no fueron tomadas por Las Naciones Unidas y fue hasta los años sesenta cuando entraron en vigor los convenios dirigidos a combatir el terrorismo, además siendo estos convenios de temas muy concretos, como es el caso del primer convenio presentado, el cual se encontraba relacionado con el tema de seguridad de navegación aérea.

Asamblea General en Lucha contra el terrorismo.

images-1.jpegLa decisión de la entrada en vigor de convenios concretos en el ámbito de terrorismo tomo forma de manera paulatina, ya que, desde un inicio, se pretendía realizar un convenio que englobara el tema del terrorismo de manera general. Y aunque no se había podido entrar en vigor los primeros convenios realizados “La amplia repercusión internacional de diversos atentados terroristas en 1972 llevó al Secretario General a solicitar a la Asamblea General la adopción de medidas colectivas para prevenir el terrorismo internacional.”[13]

Con esto se decidió crear un comité dirigido a el terrorismo internacional, compuesto por treinta y cinco miembros. El problema presentado en este comité surgió cuando se dio una discordancia entre la definición de terrorismo, ya que, si bien es cierto, resulta sumamente complicado definirlo, y tal como lo señala Hans-Peter Gasser, en un artículo titulado Actos de terror, “terrorismo” y derecho internacional humanitario publicado en la revista Internacional de la Cruz Roja: “El terrorismo es un fenómeno social que presenta numerosos y variables aspectos. Ni los expertos en derecho internacional ni los representantes de los Gobiernos han logrado convenir en una definición general y ampliamente aceptada”. [14] Además, en ninguno de los 19 instrumentos jurídicos internacionales anteriormente mencionados figura la definición de terrorismo o de actos terroristas.

El resultado de esta discordancia culmino con el fracaso rotundo de no poder aportar mucho, sino únicamente algunas ideas que en realidad no resultaban de gran ayuda, por lo que la asamblea opto por no proponer ninguna medida concreta.

Al percatarse de que un convenio internacional contra el terrorismo no resultaría viable, decidieron llevar a cabo la adopción de tratados sectoriales que prohibiesen determinadas formas de terrorismo, ya sin englobar de manera general este problema.

Hasta ahora, no existe ningún tratado universal que prohíba el terrorismo categóricamente y que se aplique en toda circunstancia, ya que el único convenio que intento esto, jamás entro en vigor, el cual como se ha mencionado con anterioridad fue el de la Convención para la prevención y represión del terrorismo.

En la década de los noventa, se producen varios cambios que ayudaron a formular un progreso en la cooperación contra el terrorismo, ya que se desactiva el conflicto ideológico entre el Este y el Oeste, además que finalizan la mayoría de los procesos de descolonización.

En septiembre del 2006 la evolución de la Asamblea general se completa con la aprobación de una estrategia global de las Naciones Unidas contra el terrorismo. Esto mediante su resolución 60/288, esta resolución es contemplada como como la construcción más articulada de la Asamblea General en la lucha contra el terrorismo.

La Asamblea General también ha acogido las siguientes cinco convenciones: 1. La Convención Internacional contra la Toma de Rehenes.

  1. La Convención sobre la Seguridad del Personal de las Naciones Unidas y el Personal Asociado.
  2. La Convención Internacional para la represión de los atentados terroristas cometidos con bombas.
  3. La Convención Internacional para la represión de la financiación del terrorismo.
  4. La Convención Internacional para la Represión de los Actos de Terrorismo Nuclear.

Consejo de seguridad.

images.jpegExiste un órgano denominado “Consejo de Seguridad” el cual la Carta de Naciones le otorga como principal responsabilidad el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, por ello gran parte del problema sobre el terrorismo recae en este órgano.

El Consejo de Seguridad cuenta con 15 miembros, además es el único órgano de la ONU cuyas decisiones todos los Estados Miembros se encuentran obligados a cumplir.

Y aunque su principal objetivo es el de mantener la paz y la seguridad internacional, las cuestiones relacionadas con el terrorismo no fueron atendidas por el Consejo de Seguridad sino hasta mediados de los ochenta.

Estrategia global de las naciones unidas contra el terrorismo.

En septiembre 8 del 2006 se adopta de forma unánime por la Asamblea General la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo. La Estrategia abarca una serie de medidas específicas que aborda el tema del terrorismo en el plano regional, nacional e internacional.

La aprobación de la Estrategia cumplió el compromiso que hicieron los líderes mundiales en la Cumbre de septiembre de 2005, esta estrategia se basa en varios de los elementos propuestos por el Secretario General plasmados en su informe titulado “Unidos contra el Terrorismo: Recomendaciones para una estrategia global contra el terrorismo.”

En 2016 se cumplió el décimo aniversario de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo.

La estrategia global de las naciones unidas contra el terrorismo se funda en cuatro pilares:

1: Hacer frente a las condiciones que propician la propagación del terrorismo.

  1. Impulsar medidas para prevenir y combatir el terrorismo.

3: Reforzar la capacidad de los Estados y fortalecer el papel de la ONU.

4: Garantizar los derechos humanos y el estado de derecho.

Con este último segmento concluyo el desarrollo de este trabajo, que aunque pareciere extenso, describe de manera muy general aspectos básicos e históricos acerca de este fenómeno denominado terrorismo. Decidí enfocarme en este tema ya que es un tópico común en la actualidad, además que nunca me había enfocado a estudiar este tema con el empeño con que lo hice en este trabajo, traté de investigar acerca de este tema y relacionarlo directamente con el Derecho, y como éste ha tratado de regularlo y combatirlo. El hacer este escrito me ayudó mucho a profundizar sobre el tema, pero incluso con el trabajo finalizado muchos de los cuestionamientos que planteé en la introducción del trabajo siguen latentes, y continúan causándome gran duda, este tema en específico creo que no sólo se relaciona con la materia del Derecho si no con cualquier otra, tal como la Ética o la moral, Educación, Salud, Cultura, Sociología e inclusive como se desarrolla en este texto de una forma Histórica, y aunque es un tema común, a través de la realización de este trabajo, pude descubrir más cosas acerca del terrorismo y su papel en la actualidad.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA.

Libros:

  • Garrido, Muñoz Asier, (2013), Garantías Judiciales y Sanciones Antiterroristas del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, México D.F, Editorial: Tirant Lo Blanch México.
  • Hinojosa, Martínez Luis M., (2008), La Financiación del Terrorismo y las Naciones Unidas, España, Editorial Tecnos.
  • Sánchez, Sánchez Raúl E., (2009), Código de tratados internacionales sobre el terrorismo, Bogotá, Editorial Universidad del Rosario.
  • Santiago, Vasconcelos, José Luis, (2003), Instrumentos Jurídicos Internacionales en Materia de Terrorismo, México, Editorial Porrúa.

 

Páginas de internet:

Revistas:

Diccionarios:

  • Real Academia Española. (2014). Diccionario de la lengua Española (23ed.) Madrid, España

[11] Hinojosa, Martínez Luis M., (2008), La Financiación del Terrorismo y las Naciones Unidas, España, Editorial Tecnos, p: 13

[12] Ibíd. p. 15

[13] Ibíd. p. 15

[14] Gasser, Hans-Peter, (30-09-2002), Actos de terror, “terrorismo” y derecho internacional humanitario, Revista Internacional de la Cruz Roja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s