Sobre Pablo Neruda

Por Ulises Arellano Monroy

Unknown-1.jpegPablo Neruda es sin exagerar uno de los autores más emblemáticos de la lengua española y uno de los mejores poetas de todos los tiempos, tal como lo afirmara en diversas ocasiones Gabriel García Márquez. Pablo Neruda nació en el año de 1904 bajo el nombre de Neftalí Reyes Basoalto, proveniente de una familia humilde. Al ingresar a la universidad decidió escribir bajo un pseudónimo por temor a su padre, el cual no desaparecería jamás.

El premio nobel chileno fue un joven preocupado por su juventud y educación, creció en Temuco, lugar donde desarrollaría parte de su obra poética. Tras la primera guerra mundial Neruda se pronunciaría en contra del régimen derechista que azotaba a la nación chilena, defendiendo la libertad de prensa, siendo director de periódicos independientes desde temprana edad. La forma en que Pablo Neruda se expresó fue a través de la poesía. “La poesía es un arte que se manifiesta a muy temprana edad. Es un oficio como otros, yo soy un artesano, ni más bajo ni más alto que los demás artesanos. Pero la poesía tiene que ver en forma misteriosa con la infancia. Todos nacemos poetas. Si esta vocación se afirma en los años venideros, eso depende de la constancia y fuerza de cada carácter.”[1]

Unknown-2.jpegPablo Neruda tuvo grandes amigos tales como Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, y Gabriela Mistral. De todos ellos aprendió grandes cosas, le ayudaron a madurar como escritor y como poeta. “Gabriela vivía muy encerrada por sus trabajos y yo también muy circundado por mi timidez y por mi corta edad…pero Gabriela me dio la deslumbrante sensación de un ser, que completamente local, terrestre, chilena, tenía una mirada universal…con su regia sonrisa, sonrisa tan franca y deslumbrante, como pocas he visto, ella me tendió los primeros libros de la gran novela europea…me abrió las puertas de una gran literatura que hasta ese momento era un mundo incógnito para mí.”[2]

No se puede circunscribir a Pablo Neruda dentro de un género literario, su poesía va desde el realismo soviético y el compromiso social hasta el erotismo más puro. Podemos leer a un poeta que escribe: “Cuba, mi amor, te amarraron al potro / te cortaron la cara / te apartaron las piernas de oro pálido /te rompieron el sexo de granada / te atravesaron con cuchillos / te dividieron, te quemaron…”[3] O bien: “He ido marcando con cruces de fuego el atlas blanco de tu cuerpo/ Mi boca era una araña que cruzaba escondiéndose/ En ti, detrás de ti, temerosa, sedienta…”[4]

Definitivamente el autor chileno es un poeta polifacético, el cual incursionó en diferentes géneros literarios y que hizo de la poesía una forma de comunicar su pensamiento hacia América Latina y el mundo.

Muchos elogios y críticas recibió Pablo Neruda por su tendencia comunista, al grado de ser desterrado de Chile y sumergirse en el exilio. Poco se habla de la poesía de protesta de Neruda y mucho de sus versos románticos. Poco se habla del autor que escribió: “ AMÉRICA, no invoco tu nombre en vano/ Cuando sujeto al corazón la espada /Cuando aguanto en el alma la gotera / Cuando por las ventanas un nuevo día tuyo me penetra / soy y estoy en la luz que me produce / Vivo en la sombra que me determina / Duermo y despierto en tu esencial aurora:dulce como las uvas, y terrible / Conductor del azúcar y el castigo / Empapado en esperma de tu especie / Amamantado en sangre de tu herencia.”[5]

Sin lugar a dudas los trabajos poéticos más recordados de Neruda no fueron los políticos, sino los inspirados en sus amoríos Albertina Azócar, Delta del Carril y Matilde Urrutia. En sus trabajos más recurridos por el público el Premio Nobel habla de amor, del cuerpo como fuente de deseo, tristeza , erotismo y sentimiento. La pulcritud y sin censura de los versos y palabras de Neruda hizo que la poesía se concibiera de forma distinta, sin tantos arreglos, sin tantas metáforas. Así, Pablo Neruda independiza la poesía latinoamericana de la europea y convierte al erotismo en su mayor virtud. Es imposible no recordar el poema XIV cuando dice: “Cuánto te habrá dolido acostumbrarte a mí / A mi alma sola y salvaje, a mi nombre que todos ahuyentan…/ Te traeré de las montañas flores alegres, copihues, avellanas oscuras y cestas silvestres de besos/ Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos.”[6]

Es innegable la maestría del autor chileno, la forma y plenitud de sus palabras son seductoras, cada uno de sus poemas resulta inconmensurable para el ojo humano, el oído se encanta de forma sin igual. Mucho se ha escrito sobre Pablo Neruda, sobre su personalidad y su obra, lo cierto es que hasta ahora su pensamiento sigue más vivo que nunca; ha muerto el hombre pero no sus palabras, sus versos siguen imbíbitos en América Latina. Neruda soñó con un continente unido, el pensamiento estalinista y bolivariano eran rasgo distintivo de su personalidad. Su activismo político y social en pro Unknown.jpegde la unión nunca se vio materializado; sin embargo, hizo una conquista más grande: La unión de América Latina a través de la cultura, a través de la poesía. Nada queda de aquel muchacho tímido y huraño, a su muerte sólo se recuerda al poeta que cautivó al mundo, que unió a la lengua castellana y cuya influencia es innegable en la literatura contemporánea. El Premio Nobel 1971 es la muestra clara de la fraternidad cultural materializada; es el porqué el saber no distingue de clases sociales, sexo, género o condición. Es el claro ejemplo de que el arte responde a un contexto histórico y político que no se debe ignorar; el arte no solamente debe enamorar sino también concientizar y pocos son los artistas que logran las dos cosas a la vez y sin lugar a dudas Pablo Neruda fue, es y será uno de ellos.

Puedo concluir que Pablo Neruda es uno de los más grandes poetas de todos los tiempos, con un estilo y prosa sin igual que logró cautivar al mundo. Fue un hombre que demostró que la poesía es una forma más de vida, que las letras siempre tienen algo más que decir. Su trabajo es polifacético, el cual se sumerge hasta los campos de la política y protesta, emergiendo con posterioridad en versos que enamoran a cualquier dama. Es Neruda un autor que no ha muerto, su trabajo está condenado en convertirse en un images.jpegclásico y obligado referente. Sin lugar a dudas su pensamiento necesita ser retomado, los países de América Latina no deben olvidar que tienen un origen común y que por tanto debe subsistir la hermandad

[1] Amorós Mario, Neruda. El Príncipe de los Poetas. La Biografía. Ediciones B, S.A. España, 2015, p.44.

[2] Ídem, pp. 67-68.

[3] Neruda Pablo. Antología Poética. Espasa, México, 2011, p. 71.

[4] Neruda Pablo. Veinte Poemas de Amor y Una Canción Desesperada. Seix Barral, México, 2010, p.29.

[5] Neruda Pablo. Antología Poética. Espasa, México, 2011, p. 23.

[6] Neruda Pablo. Veinte Poemas de Amor y Una Canción Desesperada. Seix Barral, México, 2010, p. 31.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s