El Tratado Antártico

Por Jacqueline Montes de Oca Meléndez.

Unknown-7.jpegLa Antártida tiene asombrosos misterios que mostrarnos, calificado el cuarto continente más grande de la tierra, por su extensión territorial que abarca, aproximadamente, 14 millones de kilómetros cuadrados, tan sólo en verano, doblando su tamaño en época invernal, y sin población humana originaria. Desde una riqueza impresionante tanto de flora y fauna, extendiéndose a una historia marcada por la disputa de la soberanía en aquellas lejanas tierras. Según datos de la revista muy interesante, la Antártica puede alcanzar la extensión geográfica de México y Estados Unidos, en época invernal. Su nombre deriva del griego y significa opuesto al ártico, es decir, opuesto a la constelación de la Osa, famosa por ser referencia del norte para los navegantes. Ubicada en el paralelo 60 grados sur, se conforma de todas las tierras y barreras de hielo, tiene una forma circular y es el continente más frío, seco y ventoso. Se cree que almacena en forma de hielo tres cuartas partes de agua dulce del planeta.

Un poco de Historia…

Con el descubrimiento de América y el interés del continente europeo por conquistar las nuevas tierras, se comenzaron a enviar expediciones financiadas por los diferentes reinos y gobiernos de cada Estado con el fin de reclamar su soberanía sobre los nuevos territorios. Sin embargo, cada vez, quedaban menos zonas sin conocer y, además, en condiciones que exigían un mayor reto, tanto por la distancia como por el clima que presentaban, entre ellas el extremo sur de nuestro planeta. Aunque muchas expediciones anteriores se acercaron demasiado al continente Antártico, no fue hasta 1911 que, por primera vez, llegó el hombre hasta ese lugar y fue a cargo del Noruego Ronald Amundsen, quien izó la bandera de su país en su tienda de campaña el 14 de diciembre, momento que quedó inmortalizado en la única foto que se tomó de esa expedición y que hasta hace pocos años fue descubierta en archivos donados por la Unknown-4.jpegfamilia de este personaje. Amundsen llegó hasta ese punto, por un cambio de planes, porque años atrás su objetivo era viajar al Ártico, idea por la que consiguió el financiamiento del gobierno noruego y de otros patrocinadores, pero antes de partir se enteró de que esa zona acababa de ser explorada por otro país, por ello, decidió emprender una expedición aún más arriesgada y se fijó en la Antártida. Junto con un grupo de cinco personas y con el barco polar “Fram” mantuvo, al menos, un año antes en secreto sus planes de viajar hasta el sur, porque temía que el británico Robert Scott, quien también tenía planes de llegar hasta allá, le ganara ese lugar en la historia; cabe mencionar que es cuestión de semanas posteriores a la llegada de Amundsen cuando el británico Scott logra pisar la Antártida.

Desde aquel momento comenzaron las declaraciones de soberanía por parte de otros Estados, por ejemplo: en 1908 Reino Unido reclama la soberanía de todos los territorios al sur que se encuentren en el meridiano 20 y 80; fue hasta 1923 Nueva Zelanda reclamó su soberanía, un año posterior Francia hizo lo mismo en 1933, Australia, en 1939 Noruega, siendo su bandera la primera en ondear en esa región, también Chile en 1940 y Argentina en 1942.

Para tiempos de la Segunda Guerra Mundial, la actividad militar se intensificó en este continente, un ejemplo de ello fue la operación Highjump enviada por el gobierno estadounidense con fines militares, en la que pretendían entrenar a un grupo militar en las condiciones antárticas ante una posible guerra con sede en este continente. Igualmente, se tienen registros de que Argentina atacó en la Bahía Esperanza, en 1952, a un grupo de militares británicos. Más tarde se llevó a cabo una declaración tripartita sobre la abstención del reclamo de soberanía por parte de Argentina, Reino Unido y Chile, esto desembocó en un conflicto ventilado en la Corte Internacional de Justicia en el que Reinó Unido demandó a Chile y Argentina.

El tratado:

Unknown-5.jpegAnte la notable ola de interés por reclamar la propiedad de las tierras en aquel continente, era necesario encontrar una solución. Existieron algunas propuestas anteriores a la adopción de un tratado, entre las que destacan la constitución de territorios en fideicomiso de la ONU en favor de los Estados que reclamaban soberanía, evidentemente, ésta no prosperó. La adopción del tratado Antártico fue posible, en el marco del año geofísico internacional, a lo largo de 60 sesiones se logró la redacción de este interesante acuerdo, mismo que se compone de un preámbulo y de 14 artículos, está redactado en cuatro idiomas, que son: español, inglés, francés y ruso. Se considera el primer tratado de control de armas en la Guerra Fría. Su objeto es la prohibición de toda clase de medidas de carácter militar en ese territorio, contempla la imposibilidad de establecer bases, fortificaciones, maniobras ensayos y almacenamiento de armas y desechos radioactivos también la explotación comercial de recursos como son el petróleo y otros minerales. Establece el principio de libertad de la investigación científica, con ello es posible establecer institutos para cumplir ese fin. Se firmó en Washington el primero de diciembre de 1959, pero entró en vigor el 23 de junio de 1961 y tuvo 12 signatarios oficiales. Entre sus efectos se encuentra el congelamiento de los reclamos de soberanía, también prohíbe nuevas reclamaciones o las ampliaciones a las ya existentes. Su duración es indefinida. El depositario del tratado es el gobierno de los Estados Unidos. Hasta el año 2010 contaba con 48 países partes, sin embargo tan sólo 28 cuentan con plenos derechos decisorios, mientras que los otros 20 miembros no cuentan con derecho a voto. Aunque, en el mismo tratado se señalaron fechas para hacer posibles modificaciones, el documento no ha sufrido alteraciones. Afortunadamente este tratado ha dado pie para la creación de otros tratados relacionados, que juntos conforman el sistema del Tratado de la Antártida, entre los temas que versan están las focas, los recursos vivos y el medio ambiente. La secretaría del Tratado se encuentra en Buenos Aires desde el 2004 y se encarga de organizar encuentros anuales y publicar informes anuales, principalmente.

Fuentes:

www.ats.aq.com 7/10/17

www.muyinteresante.es 5/10/17

www.dna.gob.ar 7/10/17

www.elmundo.es 28/09/17

www.ecured.cu 30/09/17

Anuncios

Un comentario en “El Tratado Antártico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s