EL DINERO Y LAS ETIQUETAS SOCIALES

Por Karla Jessica Garcia Buendía

Quien diga que el dinero no da la felicidad, estaba comprando en la tienda equivocada.  El dinero es importante, si da la felicidad, facilita la vida, cambia la vida de las personas, su mentalidad, su actitud, etc.

Pero, ¿Qué es el dinero?

imagesLas definiciones pueden ser muy variadas y de muy largo alcance. En tal caso, entenderemos como dinero a “cualquier cosa que los miembros de una comunidad estén dispuestos a aceptar como pago de bienes y deudas”.

No obstante, todos estamos familiarizados con los billetes y monedas, también conocidos como dinero efectivo o circulante, con los cuales podemos adquirir bienes y servicios en tiendas, restaurantes, kioscos, transporte, etc.

Sin embargo, existe otro tipo de dinero mucho más importante y que son los depósitos que la gente tiene en los bancos. En efecto, si el depósito es en una cuenta corriente, la compra podría pagarse directamente con un cheque personal, en reemplazo del dinero efectivo.

Así, los billetes y monedas más los depósitos en los bancos son los elementos que constituyen el concepto más básico de dinero cuando es entendido como un medio de pago.

Las funciones principales del dinero son:

Medio de pago o de cambio. Cuando usted va a una tienda y compra un par de zapatos, el empleado de la tienda le entrega los zapatos que usted ha escogido y usted le entrega el dinero que cuestan. Esta es la función primordial del dinero, facilitar el intercambio por tratarse de un bien convencional de aceptación general y garantizado por el estado.

Depósito de valor. El intercambio se divide en dos partes: por un lado, los individuos efectúan operaciones de venta (cambian bienes y servicios por dinero), por el otro, efectúan operaciones de compra (dinero por servicios o mercancías). Esto implica una desagregación del cambio no sólo material, sino también temporal. Es decir, el individuo que ha obtenido dinero, posee un poder adquisitivo que podrá materializar en el momento que estime oportuno en el futuro.

Unidad de cuenta o de cambio. El dinero expresa en determinadas unidades los valores (precios) que ya poseen las cosas, así se facilita hacer los cálculos económicos.

Patrón de pagos diferidos. Cuando las personas celebran contratos que requieren pagos futuros, especifican que los mismos se realizarán en términos monetarios. Las deudas se expresan en términos de dinero.

Pero, ¿Cuál es la relación del dinero con las etiquetas? ¿En qué momento surge una relación con el dinero?

El dinero define como se ubica uno dentro de una clase y sus esperanzas sobre el futuro. Hay perjuicios acerca de cómo se dan esos rasgos en los sectores populares.

En definitiva, el dinero es un gran clasificador social y también afectivo. El sufrimiento, el dolor, el amor, la esperanza son dimensiones afectivas del dinero. Las personas lo usan como instrumento de jerarquización social. A través de él se juzgan las virtudes y defectos que jerarquizan a las personas.

Las etiquetas y los estereotipos son una cuestión complicada, es algo con lo que convivimos todos los días. Queramos o no, tendemos a diferenciar a todo el mundo a través de éstos.

images-1Desde que nacemos, sólo por el hecho de pertenecer a en una familia u otra, ya estamos circunscritos en un medio sin que hayamos podido elegir. Desde nuestro círculo familiar, entorno educativo, ámbito laboral, grupo de amigos y medio social, se producen unos encuadres que nos irán delimitando el camino. Se nos identifica con un rol debido a características personales y a la percepción que tiene los demás de nosotros y éste nos inmoviliza evitando que seamos y obremos de otro modo.

En la actualidad estamos viviendo en una sociedad llena de prejuicios en la cual todo el mundo debe y tiene que estar etiquetado y, dependiendo de la etiqueta que la sociedad nos haya impuesto, se tiene que comportar como el estereotipo que la gente generaliza sobre un estilo determinado.

En las grandes metrópolis es más fácil que se den este tipo de situaciones, por lo que a quienes salen del parámetro “normal”, se les estigma y etiqueta, dando pie a la formación de grupos sociales o tribus urbanas que, en este contexto, serían una minoría.

En las ciencias sociales, las minorías son estudiadas en tanto que sus miembros piensan, sienten, se comportan o son definidos o tratados por los demás de manera diferente a la mayoría, y además, su pertenencia a ellos supone algún tipo de perjuicio. Para ser considerado minoritario, el grupo debe encontrarse en situación de desventaja en cuanto a poder, prestigio o incluso nivel económico.

Otras razones para situar a ciertos grupos en tales posiciones de inferioridad son de tipo normativo, es decir, no se les considera como representantes legítimos de las normas sociales, o en otras palabras, no son tomados en cuenta como un patrón de conducta a seguir.

Se trata de grupos que en algún aspecto se desvían de las normas que implícita o explícitamente establece la mayoría que está en el poder, o lo que es deseado o valorado por ella.

Construir una sociedad sin arquetipos, supone modernidad que debe edificarse a partir de la crítica, el inconformismo, el criterio frente a lo que intenta marcarnos, uniformarnos para así controlarnos más y mejor, y que proviene por otro lado de unos intereses principalmente económicos.

UnknownLa educación merece una mención aparte; si la que se imparte fuera integradora, daría prioridad al desarrollo de la mente poniendo énfasis en enseñar a aprender, en la creatividad o en la resolución de problemas. Con ello, se conseguiría ayudar a los individuos a ser personas sociales, sociables, con ansias y recursos para ejercer la libertad.

Una sociedad sin estereotipos sería una sociedad fundamentada en la concepción de igualdad de todas las personas, sin encasillamientos. La acumulación de avances científicos, tecnológicos, etc., no es progreso auténtico, éste viene definido por el avance de la conciencia de libertad, de una nueva concepción de los comportamientos individuales y colectivos.

Si queremos conseguir una sociedad donde no clasifiquemos a las personas, tendremos que admitir los contrastes e incorporarlos a nosotros. De ese modo, se podrá ir haciendo una sociedad donde quepamos todos con nuestras diferencias y nuestras igualdades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GARCIA BUENDIA KARLA JESSICA

LAS CLASES SOCIALES

Las clases son grandes grupos de hombres que se diferencian entre sí por el lugar que ocupan en un sistema de producción social, históricamente determinado, por las relaciones en que se encuentran respecto a los medios de producción (relaciones que en gran parte quedan establecidas y formalizadas en las leyes), por el papel que desempeñan en la organización social del trabajo y, consiguienternente, por el modo y la proporción en que perciben la parte de la riqueza social de que disponen. Las clases son grupos humanos, uno de los cuales puede apropiarse del trabajo del otro, por ocupar puestos diferentes en un régimen determinado de economía social”. La existencia de las clases se halla vinculada tan sólo a determinados períodos en el desarrollo de la producción social. El origen de las clases está condicionado por el desarrollo de la división social del trabajo (división del trabajo) y el surgimiento de la propiedad privada sobre los medios de producción. En cada sociedad de clases, junto a las fundamentales –amos y esclavos en la sociedad esclavista, señores y siervos bajo el feudalismo, capitalistas y proletariado en la sociedad burguesa existen también otras, secundarias; estas últimas, están ligadas o bien a la conservación de los restos del viejo modo de producción (en la sociedad burguesa, el campesinado) o bien al nacimiento del modo de producción nuevo (la clase burguesa que se forma en las entrañas del feudalismo. Únicamente se hace posible acabar con la división de la sociedad en clases mediante la revolución socialistaliquidando el dominio de las clases explotadoras, su propiedad privada sobre los medios de producción, sustituyendo este tipo de propiedad por la propiedad social. La victoria del socialismo cambia de manera radical el carácter de las clases trabajadoras, aproxima entre sí a obreros y campesinos. La clase obrera, bajo el socialismo, ya no puede ser denominada proletariado: se halla libre de explotación, posee junto con todo el pueblo los medios de producción y no vende su fuerza de trabajo. El campesinado, bajo el socialismo, ha terminado para siempre con la agricultura basada en la propiedad privada, con la fragmentación heredada del capitalismo y con los procedimientos y medios de trabajo primitivos, atrasados. Estructura su economía sobre la base de la propiedad colectiva socialista. Ha cambiado asimismo de modo radical la intelectualidad. Al pasar al comunismo, se borran los límites entre los obreros, los campesinos y los intelectuales. Este proceso tiene su base en la gradual superación de las diferencias esenciales que existen entre la ciudad y el campo, el trabajo intelectual y el trabajo físico. Además, la unidad político-social e ideológicadel pueblo alcanzada en la sociedad socialista, se consolida cada vez más y se intensifica la homogeneidad social. El fortalecimiento ulterior de la alianza indestructible entre la clase obrera y el campesinado koljosiano, manteniendo la clase obrera su función rectora, tiene una significación política y económicosocial decisiva para la edificación del comunismo en la U.R.S.S. La división de la sociedad en clases y capas sociales desaparecerá definitivamente con la victoria del comunismo.

De acuerdo con el INEGI, pertenecer a la clase social baja no es sinónimo de pobreza, porque no necesariamente todos los miembros de clase baja son pobres.

La Secretaría de Economía dio a conocer a través de un documento oficial publicado el 8 de mayo de 2014, que en México hay seis clases sociales, de acuerdo con sus funciones, costumbres, situación económica y de poder.

Esta división se publicó en el DOF en el documento denominado “Acuerdo por el que se aprueba el Programa Nacional de Protección a los Derechos del Consumidor 2013-2018“.

Según la SE, “en una sociedad compleja donde la riqueza determina el estatus, las posesiones se convierten en un indicador de valor y riqueza, y en donde cada clase social, tiene integrantes que buscan alcanzar un status superior en virtud de sus posesiones.

Estas clases se describen en seis perfiles que engloban a un determinado tipo de persona de acuerdo con la ocupación o actividad que desempeña dentro de la sociedad mexicana, sus ingresos económicos, su nivel cultural y, finalmente, sus pautas de comportamiento.

 

Éstas son las seis clases sociales que hay en México:

Baja Baja:Se estima que representa el 35% de la población, y está constituida por trabajadores temporales e inmigrantes, comerciantes informales, desempleados, y gente que vive de la asistencia social.

Baja Alta:Se estima que sea aproximadamente 25% de la población nacional y está conformada principalmente por obreros y campesinos (agricultores). Es la fuerza física de la sociedad, ya que realiza arduos trabajos a cambio de un ingreso ligeramente superior al sueldo mínimo.

Media Baja:Formada por oficinistas, técnicos, supervisores y artesanos calificados. Sus ingresos no son muy sustanciosos pero son estables, se estima que sea el 20% de la población nacional.

Media Alta: Incluye a la mayoría de hombres de negocios y profesionales que han triunfado y que por lo general constan de buenos y estables ingresos económicos. Se estima que sea aproximadamente 14% de la población nacional.

Alta Baja:la integran familias que son ricas de pocas generaciones atrás. Sus ingresos económicos son cuantiosos y muy estables. Se estima que sea aproximadamente el 5% de la población nacional.

Alta Alta:La componen antiguas familias ricas que durante varias generaciones han sido prominentes y cuya fortuna es tan añeja que se ha olvidado cuándo y cómo la obtuvieron. Se estima que sea aproximadamente 1% de la población nacional.

Cada día vemos en la sociedad, en los medios de comunicación hablar de valorarnos como seres humanos, respetarnos, hacer valer nuestros derechos y cumplir con nuestros deberes como ciudadanos, se nos informa que vivir con armonía es la fórmula para tener una vida placentera, ¿pero en realidad este testimonio es la clave para llevar una vida justa? Pues bien, para sorpresas de muchos vivimos en un mundo poco competente, el grado de desigualdad socioeconómica en México es indignante, elijan ustedes el indicativo para calcularla y verán, inclusive, que en muchos departamentos la desigualdad va en aumento , vivimos en un país dócil, donde los dirigentes o políticos dicen un prologo con frases celebres y se cree que todo va a evolucionar, al mismo tiempo que se afianza la democracia, se agudizan las diferencias entre los sectores más pudientes y los mas postergados.

Las clases sociales de un país dependen del desarrollo económico y de la buena o mala administración de este, las características que adquieren las diversas sociedades dependen fundamentalmente de la forma en que se producen los bienes materiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s