Escuelas de Interpretación

Por Rodríguez Cruz Alberto

INTRODUCCIÓN

 En el presente trabajo, tratare de desarrollar las características más sobresalientes de dos escuelas de interpretación jurídica, tales como la Jurisprudencia de Intereses y la Escuela Científica Francesa.

Este tema es fundamental para el futuro jurista porque sirve como antecedente para comparar y sobre todo entender algunos sistemas jurídicos y los conflictos severos que existen en la Ciencia del Derecho.

François_Gény_en_1934Como primer punto voy hacer mención a la Jurisprudencia de Intereses, resaltando que va a estar en contra de la escuela de la jurisprudencia de conceptos, ya que el juez no debe basarse solo en los conceptos que emanan de la ley, pues tiene que ver más allá de la interpretación, porque en  ésta se ponen de una manera subjetiva las decisiones sin saber la esencia de las leyes es decir; los intereses que el legislador puso en pugna  en el momento de crear la ley.

Por otra parte se encuentra la escuela Científica Francesa en la cual se considera que las normas tienen una naturaleza intencional y que el precepto legal será expresado por medio del lenguaje, su principal exponente es Francois Geny, separa la interpretación y la integración de las normas, también esta escuela señala que la ley no es la única fuente formal del derecho pero si la más importante, cabe destacar que habla de la voluntad autónoma de las partes.

Finalmente vamos a ver que nos encontraremos  con la escuela de Derecho Libre, que se originó en Alemania, alrededor del siglo XIX, con su gran exponente Herman Kantorowics y Ernst Fuchs. En esta escuela explicare el sentido de la misma, en donde el juez se convierte en un legislador delegado, donde crea normas con la finalidad de hacer justicia, aquí el juez es libre y está autorizado para dejar a un lado los textos legales.

JURISPRUDENCIA DE INTERESES

La Escuela alemana de la “jurisprudencia de intereses”, es representada por Rumelin, Oertmann y principalmente por Heck.

La jurisprudencia se ocupa sobre todo de los problemas de cuáles sean los principios que los jueces deben seguir para dictar su sentencia, siendo estos los que mejor resuelvan la situación.A continuación nos expresa Luis Recaséns Siches la verdadera esencia de la legislación y como es que el legislador cumple sus papel para su funcionalidad.

El fin último y la intención esencial de toda legislación consisten en regular de modo adecuado y justo las relaciones interhumanas. El legislador trata de llevar a cabo este propósito, por medio de la delimitación de las varias esferas de intereses protegidos. Realiza esta delimitación, valorando respectivamente los diversos intereses opuestos, a la luz de la justicia y de la idea del bien común. El juez debe guiarse no tanto por las la del legislador, sino más bien por las estimaciones o juicios de valor que real y efectivamente inspiraron al legislador. Las palabras y los conceptos empleados por el legislador son tan solo medios para llevar al cumplimiento los resultados que emanan de aquellos juicios de valor o estimaciones.

Podemos deducir que la jurisprudencia de intereses se preocupa por el verdadero fin de las legislaciones hechas por el legislador para que el juez no solo intérprete por los hechos, así expresa Recanséns:

“La “jurisprudencia de intereses” se niega a confinar al juez a una mera función de conocimiento; y además, rechaza el método de llenar las lagunas mediante el uso de conceptos que son meramente nociones clasificatorias. Por el contrario, propugna que la directriz debe ser la adecuación de los resultados a las necesidades prácticas de la vida.”

UnknownLa jurisprudencia de intereses según Recanséns Siches, afirma dos ideas fundamentales:

1.- El juez está obligado a obedecer el Derecho positivo. La función del juez consiste en proceder al ajuste de intereses, en resolver los conflictos de intereses del mismo modo que el legislador se propuso a hacer. La disputa entre las partes le presenta un conflicto de intereses. La valorización de los intereses llevada a cabo por el legislador debe prevalecer sobre la valoración individual que el juez pudiese hacer según su personal criterio.

2.- Las leyes aparecen incompletas, a veces inadecuadas, e incluso contradictorias, cuando se las confronta con la riquísima variedad de problemas, que los hechos sociales van suscitando sin parar en el correr de los días. El legislador debiera esperar del juez, no que este obedeciere literalmente, de un modo ciego, de una manera mecánica, las palabras de la ley, sino que, por el contrario, desarrollara ulteriormente los criterios estimativos en los que la ley se inspira, conjugando esos criterios valoradores con los intereses en cuestión.

Por otra parte Recaséns nos da una serie de recomendaciones para que las leyes sean aplicadas de la mejor manera posible:

1.- A veces, el juez debe construir nuevas normas para situaciones respecto de las cuales la ley nada dice; y debe asimismo corregir la expresión verbal deficiente de las leyes.

2.- El juez debe proteger la totalidad de los intereses que el legislador ha considerado dignos de protección, y en el grado de jerarquía en que éste ha estimado que deben ser protegidos.

3.- El juez no se limita a sólo aplicar las normas, sino que, además, tiene que elaborar normas jurídicas.

4.- El juez está obligado a obligado a obedecer el criterio valorativo de intereses establecido en la legislación vigente, el juez cumple con su deber en la medida en que actúa como auxiliar complementario del legislado.

Decimos que la jurisprudencia de intereses tiene gran relevancia ya que es está la que se opone al método deductivo, ya que para aplicar la ley se debe ver más allá de los hechos en sí mismos para lograr un equilibrio y justicia.

ESCUELA CIENTÍFICA FRANCESA

Es indudable que el aprendizaje de las diferentes escuelas servirá para comprender mejor el viraje de la Ciencia jurídica, además de brindar un amplio conocimiento sobre ellas.  En este caso la Escuela Científica Francesa surge a finales del siglo XIX y principios del siglo XX donde cobró auge y difusión, conocida también como el sistema de la libre RudolfvonIhering2.jpginvestigación científica. Su principal exponente es Francois Geny (1861). Está se inicia con la publicación del tratado Méthodes de interprétation et souces en droitprive positif , del autor Geny. Podría decirse que Geny es para la Ciencia jurídica francesa, lo que para Alemania lo son Ihering o Windscheid. Geny emprende una crítica del método tradicional de interpretación del derecho, primeramente ataca la identificación de la ley escrita con el derecho.

Geny separa la interpretación y la integración de las normas, porque  el derecho sigue siendo inconcluso, no se le ha detonado ni expresado en su totalidad. Ya que el legislador realizando su labor ha sido deficiente, olvidando la realidad de los casos, no adecuándose al contexto al que se quiere referir.

Haciendo referencia a esto, mencionaremos lo que dice al autor Manuel Ovilla Mandujano:

“El derecho no queda agotado en los textos legislativos porque el legislador no pudo tener en cuenta todos los casos posibles que presenta la vida social en el momento mismo en que es elaborada la norma.”

La interpretación se refiere a comprender el contenido conceptual del precepto legal, lo que debe hacerse sin perjuicios sobre la perfección de la norma que se va a descubrir.

Esta escuela considera que la norma jurídica esta expresada en los preceptos legales por medio del lenguaje que sirve como instrumento para manifestar la razón humana y este raciocinio permitirá al juzgador saber si realmente se expresa de forma clara con lo que debe ser admitido.

La ley no es la única fuente formal del derecho pero sí la más importante, como menciona el distinguido profesor García Máynez:

“…las fuentes formales son importantes para brindar al juzgador una pauta de solución, deba éste emitir su fallo de acuerdo con los criterios que el legislador habría tomado en cuenta, si hubiera tenido que legislar para el propio caso…”

Sin embargo es menester señalar que existe una gran diferencia entre las labores del legislador y del juez, porque el legislador  tiene la facultad de regular situaciones jurídicas indefinidas, procede de forma libre,  por lo que atañe a las labores del juez; está llamado para decidir sobre casos particulares de manera singular, despojándose de toda influencia personal.

Las características principales en la aplicación de esta escuela científica francesa  según Geny son:

Con objeto de llegar a un justo equilibrio de intereses, el juez debe estudiar cuidadosamente los sentimientos morales dominantes, e investigar las condiciones económicas y sociales de la época y el lugar. Debe respetar en lo posible la voluntad autónoma de las partes expresadas en los contratos, testamentos y otros actos jurídicos siempre y cuando las partes no choquen o difieran con los principios del orden político. Siendo lo justo un fin por alcanzar, la misión del intérprete se reduce a descubrir, en las condiciones dadas, los medios de realización más idóneos.

Lo más destacado de esta escuela es que separa la integración de la interpretación, además que se enfoca por defender el equilibrio los intereses, coincidiendo con la jurisprudencia de intereses, también tiene presente que la labor del juez es investigar las condiciones para una mejor resolución de las voluntades.

CONCLUSIONES

erVL2fFb_400x400.jpgDecimos que la jurisprudencia de intereses tiene gran relevancia ya que es está la que se opone al método deductivo, que para aplicar la ley se debe ver más allá de los hechos en sí mismos para lograr un equilibrio y justicia y en cuanto a la escuela científica francesa lo más relevante es que separa la interpretación de la integración, dando pauta a una mejor solución de conflictos, además señala que los preceptos legales se encuentran manifestados en el lenguaje y que la ley no es la única fuente formal pero sí la más importante y al igual que la jurisprudencia de intereses, se preocupan por el equilibrio de los sentimientos dominantes del juez y éste debe investigar las condiciones económicas y sociales de la época.  Con el fin de respetar la posible voluntad autónoma no sin afectar los principios políticos.

Considero que los cimientos intelectuales de estas escuelas de interpretación jurídica son eminentemente de gran valor para los estudiosos del derecho y para todo lo que constriñe al mundo jurídico, ya que algunos de los principales fundamentos que nos proporciona se viven actualmente en el mundo fáctico.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s