La democracia en México

Por María Guadalupe Montiel Campos

INTRODUCCIÓN.

Unknown¿Democracia? ¿Gobierno del Pueblo para el Pueblo? Creo que pocas veces, sino es que ninguna, hemos estado en presencia de esta situación, ha sido desde el siglo XIX y principios del siglo XX que los mexicanos nos hemos enfrentado a lo que se llama falsa democracia, este acontecimiento es la dictadura del presidente Porfirio Díaz, durante todos los años que estuvo al frente del país, no gobernó para el pueblo, gobernó para él y para la conveniencia de relaciones con otros países.

Ante la inconformidad de los mexicanos, la población decidió levantarse en armas y restablecer la democracia que debía ser aplicable en el país, como todo buen político, al llegar al poder Francisco I. Madero, se empoderó mediante un discurso que atrapó a la clase baja que lo apoyó incondicionalmente, sin embargo, ya en el poder se olvidó de ellos, con estos hechos, se inició una serie de periodos presidenciales que iban cada vez peor.

Actualmente es un tema que, si bien es un tanto complejo, vale la pena estudiar, analizar y emitir una opinión, porque como ciudadanos es la certeza que se busca, que las autoridades estén legitimadas y que se gobierne en beneficio de todos.

Lo anterior se puede tomar como una idea que suena fantasiosa ya que para lograr algo como esto es necesario una serie de cambios desde lo más mínimo como la preparación de las personas que están al frente del país, ocupando los cargos importantes, pasando por mejorar la cultura de ciudadanía hasta llegar a la modificación del sistema normativo que permita el adecuado desarrollo del mismo.

Así que contrario a lo que muchas personas creen, es un tema que nos afecta, nos interesa y nos compete a todos los mexicanos, por eso es por lo que decidí elegir este tema, ya que, si bien ha estado presente desde la antigüedad, nos sigue afectando en la actualidad y seguirá afectando en un futuro, debemos conocerlo, entenderlo y tratar de hacerle llegar este conocimiento a todas las personas.

 LA ¿DEMOCRACIA? EN MÉXICO

Se pueden encontrar diversos tipos de significados, pero existe un concepto de democracia que la define como la forma de gobierno en la que el pueblo confiere a algunos de sus miembros, designados mediante el voto libre y secreto con representatividad social en las decisiones que afectan a la vida del conjunto. Con frecuencia la concentración del poder es tal que la democracia termina convirtiéndose en una aristocracia, en la que unos gobiernan “para el pueblo sin pueblo”, completamente a espaldas del pueblo e incluso contra el pueblo, contra los intereses de las mayorías populares que supuestamente les han conferido esa representatividad. Se pueden tomar miles de conceptos de democracia y en todos nos daremos cuenta de que está involucrado el pueblo, cosa que en realidad no es así ya que el pueblo solo va como representante de la democracia a hacer lo que tiene que elaborar, pero al final de cuentas nunca es valorado.

Unknown-1.jpegLa democracia es un concepto que está ligado con libertad, pero cual libertad si esta para nada ha estado presente ya que aunque la población vota libremente su voto no es aceptado y averiado para que gane el candidato que más le conviene a aquellas personas pudientes que manejan al país, nadie nos dice que sus contrincantes estén enterados de esto o si en verdad son engañados, esto es algo que nos causa una gran incógnita, aunque este México está lleno de mentiras y se nos hace creer algo que no es cierto, por eso yo creemos que todo es un plan y como siempre debe de estar presenta la víctima y el victimario, para que todo sea un gran escándalo electoral y que mueve a las masas, que aunque últimamente  también se han visto manipuladas y por eso ya no se sabe en que creer ya que todo se mueve al antojo de la gente con poder creando cosas que hasta parecerían imposibles, en otras épocas, eso es lo que vemos hoy en día y se hace muy interesante saber bien lo que pasa, pero nunca se podrá lograr descubrir la verdad, porque los medios de comunicación son altamente manipulados y ya no hay en quien confiar para que el pueblo sepa bien lo que pasa con los políticos, su gobierno y su democracia de México.

A lo largo de la historia se logra destacar diferentes tópicos que logran manejar ejes de la transición; en algunos años se analizan viejas y nuevas tendencias del régimen político y el papel que en ellas juegan los partidos y las organizaciones sociales; en otros se intenta explicar la emergencia de una cultura del desencanto, expresada a veces en la desconfianza hacia la participación política, en el escepticismo respecto al ejercicio del poder, o en la convicción de que, inexorablemente, el futuro tendrá que ser diferente. En conjunto, los autores que hablan de la democracia siempre presentan un repertorio de perfiles de la transición, cuyo fin es la búsqueda de opciones para la instauración, en los hechos, de la democracia en México.

En México a lo largo de la historia se han dado muchas mejoras y entre ellas está el más que mencionado progreso  debido a la Segunda Guerra, pero no todo fue positivo y entre las cosas negativas está involucrada la democracia que fue deviniendo y se convirtió en autoritaria y que por ninguna razón quiere ceder a ser una democracia popular; tal vez se piense que cual es el defecto de tener una democracia autoritaria y nos solo es un defecto sino que es algo peor, ya que con el famoso autoritarismo que vivimos se acotan las libertades del pueblo, fijando desde arriba las reglas de la democracia y ubica a esta en la esfera que más le conviene, siendo la de las cúpulas sociales, partidarias, intelectuales, científicas y además de todo basándose en la diferencia de clases sociales para seguir imponiendo más este problemas que se ha visto diariamente a lo largo de los años y así se implanta el autoritarismo sin mayores obstáculos a cambio de mayor pobreza, desempleo, privatización de servicios públicos y muchas cosas más en las que se ve reflejado que el neoliberalismo solo nos vino y a afectar más de lo que estábamos, ya que antes de que se llegara a imponer esta fuerza México era mucho mejor  diciéndose que era paternal y patrimonialista como pocos regímenes en el mundo, que velaba por cierto grado por la llamada justicia social siendo singularizado por un país más violento, provocado por un gobierno más impulsivo y violento pero que tenía un pueblo más nacionalista, así es como se ve que todo cambia y al parecer lo que más se ha transformado ha sido el pueblo.

Unknown-2Se nos menciona una transición en la democracia, pero cual transición eso nunca a existido y mucho menos en México, mucho al contrario se ha ido a un retroceso ya que ahora las cosas sucias en ámbitos de democracia se hacen mucho más descaradas y la gente como siempre sigue sin decir nada y eso porque lo mexicanos no le ven para nada el chiste a luchar por algo que está más que  planificado y que ni con miles de movimientos se podría cambiar, pero porque, esto es porque el neoliberalismo a invadido a nuestro México y si el pueblo busca alguna mejora el gobierno actúa sobre ellos y los ataca ya que este solo busca su bien y tratar de aparentar un México tranquilo, el cual no es cierto y todos lo vemos y como nos damos cuenta muy claramente de esto es mejor aparentar que aquellos hombres que arriesgan todo en busca de una mejor nación son los inestables que solo andan “alborotando” al país. Pero aun así es curioso lo poco que se piensa en el pueblo, porque se tendría que pensar en él y mucho más cuando se habla de la dicha transición que ya mencionamos anteriormente y sin embrago aunque se ponen muchos límites para la sociedad que no sale beneficiada con sus disturbios políticos, está siempre ha luchado, tal vez no de manera continua y sistemática, pero lo han hecho y hasta han llegado a perder sus vidas porque siempre han sido condicionados para que no muestren su interés por un México democrático.

Los partidos políticos siempre han tenido un papel muy importante en el país y mucho más en el tema de la democracia ya que estos dependen de esta y en el régimen de partido de Estado, siempre fue el partido oficial el PNR, PRM  o PRI, que sea como sea siempre fueron los mismo, aunque sus siglas cambiaran por diversas razones, tales eran de acuerdo a la época y a la situación que vivía el país, pero que siempre funciono como la dependencia gubernamental en la que como se ha mencionado en el ensayo, el Estado desde arriba organiza a la sociedad y siempre ha depositado en ese partido el monopolio de la representación.

México no ha tenido elecciones limpias en su historia y los priistas son los que se logran ver con más fraudes electorales y el más famoso y aun presente con muchas sospechas en el con nuestro presidente actual Enrique Peña Nieto ha sido Salinas de Gortari ya que se pinta de una imposición fraudulenta y con este estima que hubo un fraude monumental y cínico ya que aquel invento de la caída del sistema de cómputo nadie se la creyó y lo logrado fue impedir Cuauhtémoc Cárdenas, esto molesto mucho a las personas ya que fue algo como lo que nosotros vimos con López Obrador y estos dos personajes siempre se han relacionado en gran medida por no haber ganado las elecciones y los dos debido a fraudes electorales, estos casos han sido los más nombrados en la historia de la democracia mexicana ya que toda la gente estaba convencida de que los resultados habían sido erróneos y que la democracia en esas elecciones no había estado presente ni si quiera de una forma mínima.

La democracia se debería de buscar entre todos los ciudadanos, pero lamentablemente eso nunca se lograra ya que hay muchos factores que tendrían que intervenir, pero no lo hace, entre estos se encuentran los medios de comunicación, los cuales deberían de participar para que nuestro México funcione mejor, principalmente en la creación de conciencia de corresponsabilidad solidaria, y así opinar ellos neutralmente para que se logre una forma de pensar neutral y por lo tanto cada ciudadano piense de acuerdo a sus ideales, cosa que nunca se ha logrado, ya que lo medios de comunicación son muy manejados por la gente pudiente del gobierno y esto ocasiona que estos solo ayuden para que la población piense como el gobierno quiere que piensen, dejando a un lado sus verdaderos pensamientos y solo se logran llevar por el gran movimiento de masas que ocasionan los grandes y fuertes medios de comunicación.

Unknown-4Un tema como la democracia en México, no es fácil de tratar ya que tiene muchas incógnitas y muchos temas importantes que se vinculan primordialmente con ella, lo principal que tienen que hacer nuestra sociedad es conocer nuestra realidad, acabar con los fantasmas que nos asustan, con las simulaciones, con la retórica y la propaganda que nos enajenan, con la falsa idea de que la mejor manera de amar a México es ocultar sus problemas; buscar así́ una acción política que resuelva a tiempo, cívica, pacíficamente, los grandes problemas nacionales es el principal objetivo político que se tiene que buscar, tal vez se crea difícil, pero no lo es ya que lo primordial es  siente os  como nos sentimos corresponsables y participes del gran movimiento tal y como se siento el pueblo con el movimiento que se inició́ en 1910 y que, una y otra vez, lucho por salir del eterno retorno y alcanzar sus metas.

En la realidad, la estructura del gobierno y las decisiones políticas van por caminos distantes de los modelos ilustrados del siglo XVIII y principios del XIX. No es por intermedio de estos como se puede entender su funciona- miento real y sus significados más ricos. Los partidos, el sufragio, las elecciones, los “tres poderes”, la “soberanía de los estados federales”, y en general todo el aparato de la democracia tradicional operan en tal forma que las decisiones políticas nada o poco tienen que ver con los modelos teóricos de “la lucha de partidos que institucionaliza el cambio del poder”, o con el equilibrio y control de unos “poderes” por otros, o con una “federación de estados libres y soberanos”. La dinámica política, la institucionalización del cambio, los equilibrios y controles, ‘ la concentración y distribución del poder hacen de los modelos clásicos elementos. Simbólicos que recubren y sancionan una realidad distinta.

Y es así como desde 1929 en que se funda el partido del gobierno, este no ha perdido nunca una elección presidencial, una elección de gobernador, una elección de senador. Hasta antes de la elección presidencial de 1964 el partido había llevado al poder a seis presidentes, a casi 200 gobernado- res, a 282 senadores, cifra que aumentó a partir de entonces por el triunfo de la totalidad de candidatos postulados por el PRI para esos puestos en las citadas elecciones de 1964. Y los partidos de oposición no solo han carecido de la fuerza real e institucional necesaria para ganar uno solo de esos puestos, o para obligar pacifica e institucionalmente a que sean reconocidos sus triunfos, sino que muchos de ellos presentan características esencialmente distintas de las que corresponden a un partido en el terreno teórico o en la experiencia euroamericana; financiados en muchos casos por el propio gobierno, han apoyado a los candidatos del gobierno o luchado provisionalmente en su contra a cambio de concesiones para los grupos políticos que los dirigen, y han participado así́ en la realización del juego político, del ceremonial electoral.

De acuerdo con las elecciones se considera que desde las últimas elecciones presidenciales anteriores a la revolución que fueron las de 1910 hasta las últimas elecciones presidenciales del periodo revolucionario siendo las de 1964 la oposición no alcanza nunca a registrar más del 25% de los votos y esto, una sola vez, en 1952. Normalmente el candidato oficial a la Presidencia tiene más del 90% del registro: 99% en 1910 con Porfirio Díaz; 99% en 1911 con Madero 98% en 1917 con Carranza; 96% en 1920 con Obregón; 84% en 1924 con Calles; 100% en 1928 en que se reelige Obregón es asesinado poco después;  94% en 1929 con Ortiz Rubio; 98% en 1934 con Lázaro Cárdenas; 94% en 1940 con Ávila Camacho; 78% en 1946 con Alemán; 74% en 1952 con Ruiz Cortines; 90%en 1958 con López Mateos, y 89%en 1964 con la elección de Díaz Ordaz. Pero no lo único importante en la política son la elecciones y en efecto, al analizar el tema se deben de considerar el movimiento con sus grandes tendencias la cantidad de huelgas y huelguistas que surgen en los distintos regímenes presidenciales, se advierte precisamente que, cuando gobiernan presidentes famosos por su política obrerista y popular, es cuando hay un mayor número de huelgas y huelguistas, como si los Unknown-3dirigentes sindicales y los obreros se sintieran protegidos por la fuerza presidencial e incluso alentados-, y que ocurre exactamente lo contrario cuando los presidentes tienen una política general menos radical, o de alianza más abierta con los sectores patronales, nacionales o extranjeros. Así, vemos que mientras en el periodo del presidente Obregón, que contó entre sus partidarios más decididos a los “Batallones Rojos” y a los líderes obreros- se da un promedio anual de 197 huelgas, en el periodo de Calles y el maximato callista el promedio baja a 41, para subir con el de Lázaro Cárdenas a 478. Con posterioridad el promedio es de 387 con Avila Camacho, de 108 con Alemán, de 248 con Ruiz Cortines, de 472 con López Mateos. En cuanto al promedio de huelguistas es de 64000 (Obregón); 4000 (Calles y maximato); 61000 (Cárdenas); 56000 (Ávila Camacho); 19000 (Alemán); 25000 (Ruiz Cortines); 53 000 (López Mateos).

La política presidencial en sus grandes tendencias es determinante de que haya un mayor o menor número de huelgas o huelguistas.

El análisis de todas las instituciones implantadas en México según el modelo de gobierno de la teoría política euroamericana revela que hay un partido preponderante, dependiente y auxiliar del propio gobierno, que el movimiento obrero se encuentra en condiciones semejantes de dependencia, que el Congreso es controlado por el presi- dente, que los estados son controlados por la federación, que los municipios son controlados’ por los estados y la federación, y, en resumen, que no se da el modelo de los “tres poderes”, o el sistema de los “contrapesos y balan- zas”, o el gobierno local de los vecinos electores, ideado por los filósofos y legisladores del siglo XVIII y principios del XIX, sino una concentración del poder.

Así es como encontramos que siempre se encontraran otras instituciones que estarán estrechamente relacionadas con el gobierno, estas son el ejército, el clero, los empresarios,  son factores importantes que aunque se dice que con el tiempo se han querido eliminar ciertamente no se ha logrado o quieras no querido, todo depende de los planes del momento, pero que sin duda alguna hasta hoyen día se siguen encontrando altamente presentes y que hasta se asegura que muchas decisiones del gobierno dependen básicamente de alguna o ya sea el caso de las tres instituciones.

Es evidente que el Estado mexicano y el tipo de situaciones que ha ido formando cuidadosamente han sido un buen instrumento dentro de un sistema capitalista para frenar fa dinámica externa de la desigualdad, para enfrentarse a las grandes compañías monopólicas y negociar con ellas y con las grandes potencias, en planos cada vez menos desiguales, y han sido un excelente instrumento para el arranque del desarrollo nacional. No cabe duda sin embargo este instrumento tiene limitaciones y que estas limitaciones son visibles en la propia política de desarrollo independiente, pero, sobre todo, cuando se repara en el subdesarrollo como fenómeno de intento y en la dinámica interna de la, desigualdad.

Nada es fácil y frente al México organizado del gobierno con su sistema presidencialista, su partido, sus uniones de trabajadores y además los factores de poder, también organizados como el ejército, la Iglesia, los empresarios nacionales y extranjeros- hay un México que no está́ organizado políticamente.

Igual también se vinculan a los grupos de interés y los grupos de presión que utilizan con más o menos eficacia la Constitución, la Presidencia, el Congreso, la Corte, los gobiernos locales y estatales, los partidos, los sindicatos, las cámaras industria- les y comerciales, las embajadas, la prensa, hay un México cívicamente desarmado, para el que las instituciones y las leyes no son un instrumento que ellos manipulen, con el que ellos luchen, con el que ellos presionen.

Y así es como frente al México político hay un México impolítico; que no lucha cívicamente, que carece de instrumentos políticos. Y este México impolítico, que no es sujeto político sino objeto político, no se limita a aquel sector de la población que por falta de cultura, de experiencia, es dominado, manipulado en sus propias organizaciones por las clases gobernantes, y que, organizado efectivamente en sindicatos, ligas, asociaciones ve como esos organismos son controlados desde fuera o desde arriba. Este México manipulado dentro de las organizaciones, también existe; pero hay otro México manipulado por las organizaciones, que está fuera de las organizaciones, un México para el que la organización es un elemento ajeno, una institución de los demás de los ladinos, del gobierno, de los polidores sindicales, de los políticos.

Todo va encadenado y por lo tanto al considerar las posibilidades de la democracia en México vamos a tomar como algo ineludible la existencia de la polémica, y vamos a analizar las posibilidades de la democracia a la luz de las dos ideologías en pugna, el marxismo y el liberalismo que hoy están en el sustrato de toda discusión sobre los problemas internacionales e internos. ¿Qué piensa el marxismo sobre las posibilidades de establecer una democracia capitalista en México? ¿Qué piensa el liberalismo o la sociología liberal sobre esas mismas posibilidades?

Quizás en nuestro tiempo todas las comunicaciones científicas deberían presentar el mismo problema con ambos análisis llega el marxista y el sociológico a modo de controlar esta esquizofrenia de las ciencias sociales que padece el hombre contemporáneo, o por lo menos de esclarecer los supuestos.

Por lo mismo se llega a considerar que El propio México metropolitano de hoy sufre los efectos antidemocráticos que el colonialismo tiene en las metrópolis, y las dificultades democráticas de la “metrópoli” mexicana son aún mayores, porque esta resiente los efectos del imperialismo norteamericano, de la reacción política de los monopolios norteamericanos. Se da por ello en México una situación contradictoria: en la medida en que se implanta y fortalece el capitalismo se busca implantar y fortalecer su superestructura lógica, la forma lógica del gobierno burgués, la democracia; en la medida en que se da el imperialismo, tanto en la política doméstica como en la extranjera, se lucha por la violación de la democracia, por la reacción.

En México el colonialismo interno y la falta de una expresión pura de la lucha de clases están estrechamente relacionados con un fenómeno que señala Marx: “conforme una clase dominante es más capaz de absorber a los mejores hombres de las clases oprimidas, más sólido y peligroso es su dominio”, esto es muy claro el desarrollo del capitalismo en México, la integración de grandes núcleos de la población del status semi colonial al status proletario, del status del proletariado descalificado al calificado, de la dirección obrera y campesina al gobierno burgués, ha provocado una estructura de control político del conjunto de la población semi colonial por el conjunto de la población semi colonialista dirigida por la burguesía, con lo que la oposición de clases se ha oscurecido.

imagesEn efecto, en ese proceso, el proletariado, su conciencia de clase, sus organizaciones, no obstante estar en oposición con el capital, no constituyen aun una “clase para sí”, y sus luchas no han alcanzado una expresión pura. Por otra parte el gobierno mismo, en tanto que ocupado del “negocio común”, y los distintos sectores de la burguesía progresista esto es, de la burguesía que busca alcanzar un desarrollo económico pleno del capitalismo, han dirigido las luchas obreras y campesinas ora contra grupos políticos de la burguesía compradora y del imperialismo, ora contra las empresas nacionales y extranjeras más recalcitrantes a las reformas sociales, sin que se haya planteado hasta el momento la posibilidad real de que una lucha contra el gobierno sea una lucha contra el capitalismo y por el establecimiento del socialismo, sino a lo sumo una lucha contra el sistema constitucional actual, pre capitalista y pre democrático, lucha que en sus efectos reales puede derivar en la posibilidad efectiva de un triunfo abierto del imperialismo. Este fenómeno ha oscurecido también la expresión pura de la lucha de clases. La situación de México no corresponde a la de los países semi coloniales y semi feudales en que se dan las condiciones revolucionarias de una lucha nacional antiimperialista y anti feudal, en que se moviliza el campesinado sin tierras contra un gobierno que representa las relaciones de producción típicas del imperialismo y el semi feudalismo. En México ha habido una revolución nacional antiimperialista, dirigida por la burguesía, que acabó con las relaciones de producción semi feudales e inició una política nacional de desarrollo capitalista, con las contradicciones propias de todo régimen capitalista o semi capitalista de las nuevas naciones; pero con las características también de las nuevas naciones, en que se ha hecho una revolución agraria y nacional dirigida por la burguesía y donde ni la clase trabajadora constituye una fuerza independiente, ni es probable una revolución más de tipo socialista.

La política en México, siempre ha sido un tema de controversia y discusiones en todos los medios, incluso a nivel internacional, ya sea por su legitimidad o por su ilegitimidad, pero siempre hay una problemática a tratar en torno a este tema. Pero no solo sucede en México, a ciencia cierta este problema está presente en todo, o al menos en la mayor parte del continente, principalmente en América Central y América Latina.

Teniendo en cuenta las nuevas definiciones y conceptos que se entienden ahora por democracia, podemos notar que el problema no solo es el Estado ni el Sistema Político, sino que es un problema relacionado con el mal manejo del poder, la parte curiosa de esta situación es el hecho de que el Estado Mexicano entienda muy bien que esto sucede en América, pero que al aplicar estos nuevos conceptos en la política interna, el Estado no lo asimile de la misma forma, teniendo en cuenta que según nuestras autoridades dicen que la política exterior de México es una de las más avanzadas y progresistas, una de las más apropiadas para llegar al siglo XXI , a casi nadie le queda la duda de que esto es una gran contradicción entre esa supuesta política y la que se maneja dentro del país, que ni si quiera es capaz de lograr las mediaciones necesarias para lograr que la soberanía del pueblo mexicano se exprese concretamente en el sistema electoral, el gubernamental, en la cultura y en la política económica con justicia social.

Ahora hablemos de la democratización del país, ¿en qué consiste esta democratización? Nuestra democratización sigue planteándonos en primer lugar dos problemas en torno a la relación Estado-Nación, esto se refiere a la contradicción que presenta como tal el Estado Mexicano, ya que por un lado está en contra de la intervención extranjera imperialista y por otro lado también encontramos el estado que va contra la ruptura del orden constitucional. Los podemos ver como uno de los objetivos principales de la democracia, tener un Estado anti intervención y anti golpe, esta democratización también nos plantea como un problema el pluralismo ideológico. La democratización de la sociedad y el Estado plantea que es necesario e indispensable que el pueblo trabajador participe en el poder del estado, en la producción y en los frutos del desarrollo, enfrentando no solo una sociedad dividida en clases si no dividida en sectores de clase, en los que los marginados, viven una realidad lacerante en la que no cuentan con derechos reconocidos ni servicios sociales.

Los nuevo en México y América Latina no es la combinación de la democracia electoral y la participación ciudadana, en realidad lo nuevo es la forma en que se está trabajando con esta combinación, con esto queremos decir que el pueblo lo que en realidad quiere y necesita es que su opinión se tome en cuenta para que seamos libres de elegir al gobierno q necesita la ciudadanía.

images-1Además de lo ya mencionado anteriormente existen muchos factores y obstáculos más que hacen imposible la realización de la democracia en México, y esto no se dice simplemente por opinar o por hablar mal del sistema político del país, pero si recordamos un poco y buscamos ejemplos sobre la impunidad y la ilegitimidad de la democracia en el país, podemos darnos cuenta de que han sido más de uno los acontecimientos que han marcado la historia de esta construcción de la democracia. Podemos recordar el asesinato de Colosio durante su campaña o el arresto de Zhenli Ye Gonal descubrir q el dinero d la campaña de Calderón provenía de manos de mafiosos.

Con estos hechos solo se demuestra que la política es cada vez más débil y que cada vez se respeta menos la decisión del pueblo. Esto se puede relacionar con un concepto que es el corporativismo, en el cual los partidos políticos solo llegan al poder por ayuda de las empresas grandes y no por las elecciones, hecho que según fuentes fue el determinante en las elecciones de Salinas de Gortari, de Felipe Calderón y actualmente de Enrique Peña Nieto.

CONCLUSIONES.

Cuando elegí este tema, lo hice pensando en la situación actual que vive el país, ya que, es un tema que siempre afectara a la sociedad en general.

Al empezar a recolectar la información encontré varias fuentes, pero no toda era de fuentes confiables, e incluso en la red llegaba a ser censurada, en los pocos libros que encontré se hablaba de la democracia y su evolución, de cómo afecta a la paz social y de que los movimientos sociales a causa de la lucha por el cumplimiento de la democracia son los más comunes en la mayoría de los países.

Este es un tema que puede llegar a tener cierto grado de controversia, debido a que nadie en el país está de acuerdo con el Sistema Político que el Estado Mexicano maneja y las personas que ya están en el poder solo se enfocan en su beneficio, olvidando el verdadero significado de soberanía y democracia.

La existencia de la democracia es un tema que viene desde el pasado y que se puede relacionar con el presente a través de la evolución ya mencionada. En cada etapa del país se puede apreciar una etapa de transición a la democracia, cada generación va evolucionando y supuestamente mejorando, para hacer valer la soberanía de los ciudadanos, pero en realidad, con las estadísticas citadas en los libros y con los casos manejados en varios videos y documentales nos podemos dar cuenta que en realidad en este país la democracia está por los suelos, ya que el poder no recae en los ciudadanos como debe ser, la decisión está en manos de las grandes empresas y corporaciones que financian la candidatura y la campaña política de cierto político, quien se va a encargar de tomar las decisiones, sin pedir opinión a su gabinete, aquí es donde lo visto en clase se puede relacionar, porque nos podemos dar cuenta que el presidencialismo y el corporativismo siguen vigentes.

A la mayoría de las personas es un tema que según ellos “no les afecta” pero creo que es cuestión de observar un poco el contexto que está viviendo nuestro país, el continente y el mundo en general, a causa de la ilegitimidad de los gobernantes y a causa de la nula soberanía, la mayoría de los países que tiene por forma de gobierno un República demócrata enfrentan los problemas que hoy en día se observan en México, desde la violencia, el estancamiento económico, el unipartidismo, entre otros.

Creo que ya es tiempo de que cada uno en su papel de ciudadano libre y pensante levante la voz y haga valer su derecho de elegir a sus representantes y no que los representantes elijan quién los va a suceder, ya es tiempo de que las reformas a la Constitución sean para bien del pueblo y no para causarles algún mal.

Aunque la manera correcta de hacer valer estos derechos no es iniciar una guerra en donde solo se beneficia la economía y se muere gente inocente, la forma más correcta de que se escuche la voz de todos y cada uno de los mexicanos, es muy sencilla, simplemente debemos estudiar, prepararnos y buscar esa libertad y esa soberanía que images-2por nacimiento ya tenemos, aunque esta misión no es sencilla, puesto que la política tiene demasiadas influencias en cualquier lado, y uno de los principales influyentes son los medios de comunicación: la radio, la T.V., las revistas, periódicos, etc. que son manipulados y manejados al antojo de los partidos políticos, como lo fue el caso de Enrique Peña Nieto, quien le pago a Televisa una fuerte cantidad de dinero solo por poner por más tiempo al aire sus spots.

Al parecer la democracia nunca ha existido, incluso ahora que somos un país “civilizado” esa supuesta democracia, esos valores electorales siguen siendo nulos para cualquier persona. Pero ¿por qué no intentarlo? Nada se pierde y si se gana se obtendrá el beneficio para toda la ciudadanía, así que es tiempo de que los mexicanos se hagan presentes y empiecen a hacer valer sus derechos, que dejen esa apatía y comiencen a interesarse por la situación del país.

La política es nuestra, las decisiones son nuestras, tomemos el rumbo adecuado y solo se podrá esperar una meta llena de triunfos y bienestar social.

 BIBLIOGRAFÍA.

  • Rodríguez, O. (1996). Transición a la democracia. Diferentes perspectivas. México: Editorial La Jornada.
  • González, P. (1981). El estado y los partidos políticos en México. México: Ediciones Era.
  • González, P. (1965). La democracia en México. México: Ediciones Era.
  • Méndez, I. (2006). Transición a la Democracia en México. México: Editorial Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales Sede Académica de México.
  • Durand, V. (1998). La Construcción de la democracia en México. México: Siglo XXI.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s