“EL CONTRATO SOCIAL” JUAN JACOBO ROUSSEAU

Por Mara Gabriela Torres Ruíz

Unknown-1Antes de empezar, me gustaría hacer mención del momento en que atravesaba Francia al día que Rousseau escribió su obra, era un momento revolucionario y crítico que vivía Francia por su economía en expansión y su monarquía en crisis, donde la burguesía luchaba por quedar en el escaño más alto de la sociedad. De esto podemos concluir la gran necesidad de aquel país por la implementación de un nuevo régimen político y social.

El origen del contractualismo se establece durante el siglo XVII. Autores como Hobbes y Locke intentan explicar el origen del Estado a fin de justificar y legitimar la naturaleza del poder político a partir de una construcción histórica que nunca acaeció pero que permitía explicarse ciertas cuestiones de complicado entendimiento.

Para Rousseau la naturaleza humana original es muy sofisticada y el hombre se guía por la necesidad y la simpatía y hay una falta de objetos deseables, es por esto que el hombre es bueno en su estado natural. De este modo tras el contrato nos encontramos en una situación en la naturaleza humana se distorsiona por la acción de las instituciones sociales y políticas. A pesar de ello, son necesarias, pues tras la aparición de la propiedad y las riquezas en el estado natural hacen surgir los nuevos conceptos morales como la justicia y la injusticia y la depravación moral es enorme en la medida en que nace la envidia, los crímenes, etc. Esto hace deseable las instituciones.

Rousseau creía que el individuo debía en última instancia asumir su puesto en la sociedad, fruto de esta inquietud es la publicación en 1762 de una exposición sistemática de sus ideas políticas: Du Contrat Social, que era simplemente parte de una obra proyectada, pero no concluida, sobre las instituciones políticas. El Contrato Social es un tratado sobre los derechos políticos, y no un debate sobre los gobiernos existentes, y pretende enfrentarse con el difícil problema de mantener la libertad en una sociedad que sea a la vez justa y humana: “El hombre nació libre y, sin embargo, vive en todas partes encadenado”.

Rousseau sugiere que cada persona ponga en común su persona junto con todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general, recibiendo también a cada miembro como parte indivisible del todo, esto para resolver la problemática donde se podían beneficiar a los elementos privilegiados, es decir, todos eran iguales.

Otro gran problema que hace mención el libro es la libertad del hombre, para Rousseau el hombre nace en un estado de naturaleza libre, y que en el momento en que nace la sociedad esta pasa a ser la principal causa de la perdida de la libertad y del derecho natural que se le es otorgado al hombre según las leyes de la madre naturaleza. La principal razón porque la sociedad no nos hace libre es debido a la propiedad privada y al trabajo, ya que estos forzosamente se va a dar el dominio del hombre al hombre.

La única opción que tiene el hombre para ser feliz a pesar de ser arrancado del estado de naturaleza, es que este se disuelva por completo con amor y pasión en el ser comunitario, pero poniendo su libertad individual al servicio del todo al que pertenece. Es de aquí donde al autor desprende el concepto de Contrato Social, que son el conjunto de acciones correctas que van permitir integrar al individuo a la sociedad para ayudar a esta a cumplir su bien público temporal.

UnknownAl ceder parte de tu libertad mediante el Contrato social, el estado debe garantizar tu seguridad, de lo contrario este estaría incumpliendo este pacto, debido a que el estado por su naturaleza jurídica tiene la coerción de todos sus integrantes por la libertad que este le ha quitado a cada individuo.

Rousseau establece de este modo, la soberanía popular y la libertad individual. Porque, al hacer contrato con la comunidad, cada individuo está realizando también un contrato con sí mismo, en tanto que al obedecer a la “voluntad general”, está siguiendo su propia voluntad. La representación es mencionada en el contrato social cuando Rousseau aboga por una democracia activa, donde el ciudadano elige a su gobierno y permanentemente se reúne a vigilar la marcha de la cosa pública, opuesta a aquella democracia representativa, donde el ciudadano elige y se retira a la esfera privada, para dejar actuar al gobierno. Esta es la esencia donde encontramos lo más perdurable del criterio que tiene Rousseau de democracia.

Como forma de conclusión puedo decir que el pensamiento de Rousseau expuesto al mundo a través de “el contrato social” te muestra un ideal de igualdad entre los hombres, de profunda solidaridad con compromiso mutuo, de conductas resultantes, no de morales o normas exteriores y convencionales, sino del más puro ser del hombre, también hace mención a la importancia de la soberanía popular, representada a través de los 3 poderes de gobierno: legislativo, ejecutivo, y judicial. Y lo más importante es que el hombre debe de respetar este contrato para poder vivir de la forma más satisfactoria con su sociedad, sacrificando parte de su libertad y respetando la de los demás.

El Contrato social fue una obra muy importante porque en su momento quitó todo tipo de argumento y legitimidad (sí es que algo le quedaba) al régimen Monárquico establecido; porque dejó tan abiertos algunos temas que pudieron ser continuados hacia las direcciones más diversas y hasta contrarias; porque fue bandera de una causa que necesitaba bandera, pero que existía antes de ella.

Unknown-2La reestructuración social que propone Rousseau debe tener como efecto la total socialización del hombre, con objeto de impedir que surjan y se consoliden intereses privados. El hombre sólo debe pensar en sí mismo cuando piense en los demás. Nadie debe obedecer a otro, sino todos a las leyes que emanan del Estado, las cuales son expresión de la voluntad general. Esta voluntad general debe estar dirigida por una especie de filósofo-rey, el cual debe solicitar y facilitar los esfuerzos de todos, para que todos quieran el bien común y eviten el mal, que se identifica con los intereses particulares. Por lo tanto, el hombre, según Rousseau, sólo debe obedecer a aquella conciencia pública representada por el Estado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s