OIT

Por Alberto Rodríguez Cruz

UnknownA través del presente escrito se desarrolla el origen, función, importancia, entre otros aspectos relacionados a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), institución que se da a conocer porpromover la justicia social, de los derechos humanos y laborales reconocidosa nivel internacional. Además de enfocarse al estudio del trabajo, lo que ha permitido garantizar la igualdad a todos los trabajadores, sin excluir ningún sector, por medio de innovadoras estrategias y políticas según las situaciones en las que empleados se ven imposibilitados de ejercer sus derechos.

Teniendo en cuenta dichas características, se pretende crear oportunidades para todos,promovercambios tanto en políticas como en procedimientos que inicien el desarrollo de oportunidades para hombres y mujeres en el ámbito laboral, bajo condiciones de trabajo decentes, productivas, de libertad, igualdad, seguridad y dignidad encaminado al crecimiento de la economía global, un asunto beneficioso para todos.

Por tanto, se espera que la OIT continúe enfocando compromisos a brindar información oportuna y accesible sobre mecanismos de los que se pueden allegar trabajadoresy empleadores, quienes tienen el mismo derecho a voto que los gobiernos durante las deliberaciones de los órganos principales de la OIT; entre ellos políticas y programas que promueven los derechos laborales, mejoran la protección social y fortalecen el diálogo sobre temas relacionados al trabajo.

Origen de la OIT.

 Como antecedentes de la OIT podemos destacar los diversos acontecimientos que permitieron la creación y sistematización del Derecho Internacional del Trabajo; y que reconocieron a la OIT como una institución que protege al trabajador. Este organismo se creó y se afirmó mediante un debate acerca de la llamada “cuestión social” que iba en contra del reposo dominical haciendo más productivos a los trabajadores. En el silo XX algunos industriales como el británico; Robert Owen y el francés Daniel Legrand abogaron por una reglamentación internacional del trabajo.

 Se consideraba que aquellos países en donde se tomaban medidas para mejorar la situación de sus clases trabajadoras sufrían por la competencia internacional, y una manera para regular tales acciones seria que los Estados respetaran las mismas condiciones de trabajo.

 Durante los años de la guerra tuvieron lugar varias reuniones y congresos sindicales internacionales en los que se insistió en la necesidad de crear un sistema de legislación internacional del trabajo, entre las que se encontraron: (Leeds 1916, Berna 1917, Londres 1918)

 La OIT fue creada en 1919, como parte del Tratado de Versalles que terminó con la Primera Guerra Mundial, y reflejó la convicción de que la justicia social es esencial para alcanzar una paz universal y permanente. Su Constitución fue elaborada entre enero y abril de 1919 por una Comisión del Trabajo establecida por la Conferencia de Paz, que se reunió por primera vez en París y luego en Versalles. La Comisión, presidida por Samuel Gompers, presidente de la Federación Estadounidense del Trabajo (AFL), estaba compuesta por representantes de nueve países: Bélgica, Cuba, Checoslovaquia, Francia, Italia, Japón, Polonia, Reino Unido y Estados Unidos.[1]

 Se originó una organización tripartita, la única en su género con representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores en sus órganos ejecutivos.

La Constitución contenía ideas ya experimentadas en la Asociación Internacional para la Protección Internacional de los Trabajadores, fundada en Basilea en 1901. Las acciones en favor de una organización internacional que enfrentara temas laborales se iniciaron en el siglo XIX, y fueron lideradas por dos empresarios, Robert Owen (1771-1853) de Gales y Daniel Legrand (1783-1859) de Francia.[2]

 La fuerza que impulsó la creación de la OIT fue provocada por consideraciones sobre seguridad, humanitarias, políticas y económicas. Al sintetizarlas, el Preámbulo de la Constitución de la OIT dice que las Altas Partes Contratantes estaban “movidas por sentimientos de justicia y humanidad, así como por el deseo de asegurar la paz permanente en el mundo”.

La constitución de la OIT tuvo lugar en la conferencia de Washington celebrada entre el 29 de octubre y 29 de noviembre de 1919, en la que participó como representante de las organizaciones obreras españolas Francisco Largo Caballero, secretario general de la socialista Unión General de Trabajadores, resultando elegido miembro de su Consejo de Administración y colaborando a partir de entonces muy estrechamente con el primer director general de la OIT, el francés Albert Thomas.

 La OIT estableció su sede en Ginebra en el verano de 1920 con el francés Albert Thomas como primer Presidente de la Oficina Internacional del Trabajo, que es la secretaría permanente de la Organización. Con gran ímpetu impulsó la adopción de 16 Convenios Internacionales del Trabajo y 18 Recomendaciones en menos de dos años. A su sucesión se fueron logrando grandes cambios y avances, entre los personajes importantes podemos mencionar al británico Harold Butler, el estadounidense John Winant, el irlandés Edward Phelan, David Morse, Wilfred Jenks, Francis Blanchard, Michel Hansenne, Juan Somavia y el británico Guy Ryder es el décimo de los directores generales de la OIT y comenzó su mandato de 5 años en octubre del 2012.

Cada uno de ellos logro un avance considerable siempre con un objetivo en común, el generar que toda relación laborar sea de lo más humanitaria y digna, tomaron algunos principios como base.

 Objetivos de la OIT, principios y obligaciones.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) está consagrada a la promoción de la justicia social, de los derechos humanos y laborales reconocidos internacionalmente, persiguiendo su misión fundadora: la justicia social es esencial para la paz universal y permanente.[3]

Entre los objetivos estratégicosy fundamentales por los que se rige la OIT son:

  • Promover y cumplir las normas y los principios y derechos fundamentales en el trabajo.
  • Crear mayores oportunidades para que mujeres y hombres puedan tener empleos e ingresos dignos.
  • Mejorar la cobertura y la eficacia de una seguridad social para todos.
  • Fortalecer el tripartismo y el diálogo social.

Esto se resume en la noción de trabajo decente, como “sinónimo de trabajo productivo, en el cual se protegen los derechos, lo que engendra ingresos adecuados con una protección social apropiada. Significa también un trabajo suficiente, en el sentido de que todos deberían tener pleno acceso a las oportunidades de obtención de ingresos. Marca una pauta para el desarrollo económico y social con arreglo donde pueden cuajar la realidad del empleo, los ingresos y la protección social sin menoscabo de las normas sociales y los derechos de los trabajadores”[4]

 Principios Fundamentales en materia laboral, reconocidos en el tratado de Paz de Versalles.

  1. El principio fundamental arriba indicando que el trabajo no debe de considerarse como una mercancía o un artículo de comercio.
  2. El derecho de asociación para todos los fines que no sean contrarios a las leyes, tanto como para los asalariados como para los patronos.
  3. El pago a los obreros de un salario que les asegure un nivel de vida conveniente, según el criterio de la época y del país de que se trate.
  4. La adopción de la jornada de ocho horas, o de la semana de cuarenta y ocho horas, como finalidad que debe perseguirse donde quiera que se haya logrado todavía.
  5. La adopción de un descanso semanal de veinte cuatro horas, por lo menos, que debe de comprender los domingos, siempre que sea posible.
  6. La suspensión del trabajo de los niños, y la obligación de introducir en el trabajo de los jóvenes de ambos sexos las limitaciones necesarias para permitirles continuar con su educación y asegurar su desarrollo físico.
  7. El principio del salario igual, sin distinción de seo, cuando se trata de trabajo de valor igual.
  8. Las reglas que se dicten en cada país respecto de las condiciones de trabajo, deberá Unknown-1asegurar una retribución económica equitativa a todos los trabajadores que residan legalmente en el país.
  9. Cada estado deberá asegurar un servicio de inspección, en el que se incluirá a las mujeres, a fin de asegurar la aplicación de las leyes y reglamentos para la protección de los trabajadores.

 Conforme a la Declaración relativa a los fines y objetivos de la Organización Internacional del Trabajo (Declaración de Filadelfia) se señala en su apartado III que tiene la obligación de fomentar, entre todas las naciones del mundo, programas que permitan:

  1. a) Lograr el pleno empleo y la elevación del nivel de vida;
  2. b) Emplear trabajadores en ocupaciones en que puedan tener la satisfacción de utilizar en la mejor forma posible sus habilidades y conocimientos y de contribuir al máximo al bienestar común;
  3. c) Conceder, como medio para lograr este fin y con garantías adecuadas para todos los interesados, oportunidades de formación profesional y medios para el traslado de trabajadores, incluidas las migraciones de mano de obra y de colonos;
  4. d) Adoptar, en materia de salarios y ganancias y de horas y otras condiciones de trabajo, medidas destinadas a garantizar a toda una justa distribución de los frutos del progreso y un salario mínimo vital para todos los que tengan empleo y necesiten esta clase de protección;
  5. e) Lograr el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva, la cooperación de empleadores y de trabajadores para mejorar continuamente la eficiencia en la producción, y la colaboración de trabajadores y empleadores en la preparación y aplicación de medidas sociales y económicas;
  6. f) Extender las medidas de seguridad social para garantizar ingresos básicos a quienes los necesiten y prestar asistencia médica completa;
  7. g) Proteger adecuadamente la vida y la salud de los trabajadores en todas las ocupaciones;
  8. h) Proteger a la infancia y a la maternidad;
  9. i) Suministrar alimentos, vivienda y medios de recreo y cultura adecuados;
  10. j) Garantizar iguales oportunidades educativas y profesionales.

Función de la OIT.

El funcionamiento de la OIT.

La OIT tiene como actividad principal emitir normas internacionales de trabajo, mismas que marcaran las condiciones mínimas en derechos laborales fundamentales como: libertad sindical, derecho de sindicación, derecho de negociación colectiva, abolición del trabajo forzoso, igualdad de oportunidades y de trato, así como otras normas por las que se regulan condiciones que abarcan todas las cuestiones relacionadas con el trabajo, y dichas normas serán divididas en: convenios, que son tratados internacionales sujetos a ratificación por los Estados miembros, y recomendaciones, que sin ser instrumentos vinculantes habitualmente versan sobre los mismos temas que los convenios, teniendo como objetivo orientar la política y la acción de cada nación.[5]

Actualmente la organización cuenta con 183 Estados miembros, además para brindar capacitación cuenta con el Instituto Internacional de Estudios Laborales en Ginebra y con un Centro Internacional de Formación en Turín, recientemente la OIT acaba de celebrar su centésima conferencia internacional, donde se aprobó el convenio número 189 sobre la protección al trabajo doméstico.

Las funciones en específico de cada órgano son las siguientes:

  • La Conferencia Internacional del Trabajo se reúnen una vez al año.

 Función Legislativa.

  1. Adoptar normas mínimas internacionales de política social.
  2. Adopción de los Convenios, Recomendaciones y Resoluciones.

                     iii.        Crea Normas con tendencia a proteger al trabajador en su salario, en la jornada y las condiciones de trabajo.

  1. El control del cumplimiento de los Convenios ratificados por los Estados, de la actividad del Consejo de Administración y del Director General de la Oficina Internacional de Trabajo.
  2. La aprobación de los presupuestos por mayoría de dos tercios de los delegados presentes y votantes, y de la fijación los porcentajes que deben ingresar cada uno de los Estados miembros, teniendo que ser aprobados previamente por una Comisión formada por los representantes de los Gobiernos.
  3. Aprobación de acuerdos de cooperación con otras organizaciones internacionales, con otros organismos especializados o con las Organizaciones no gubernamentales.

                    vii.        Aprobación de las enmiendas a la Constitución.

  • El Consejo de Administración debe reunirse al menos tres veces al año.

funciones, principalmente ejecutivas.

  1. Votar para integrar sus autoridades.
  2. Determinar el orden del día de la conferencia.
  • Determinar qué países deben ser considerados como miembros de mayor importancia industrial.
  1. Elaborar sus propios reglamentos.
  2. Dirigen las actividades de la Oficina designado además a los miembros que deberán integrar miembros que deberán integrara las diversas comisiones que auxilian al consejo.
  3. Ejecutar las decisiones de la Conferencia Internacional del Trabajo.
  • UnknownNombrar al Director General de la O.I.T.
  • Preparar el proyecto de presupuesto.
  1. Preparar y convocar las reuniones de las Conferencias Internacionales que se celebren bajo el auspicio de la O.I.T
  • La Oficina Internacional del Trabajo.

Funciones de divulgación.

La oficina representa el órgano formal de la OIT. Está integrada por el Director general y funcionarios de distintas nacionalidades obligados a una imparcialidad absoluta que los Estados miembros deben respetar.

  1. Preparar los documentos e informes que constituye el material básico indispensable para las conferencias.
  2. Busca y contrata expertos en cooperación técnica y orienta la ejecución de los consiguientes programas en el mundo entero.
  • Despliega actividades de investigación y educación.
  1. Actuar de Secretaría General Permanente.
  2. Realizar estudios e investigaciones preparatorias de la Conferencia Internacional.
  3. Preparar los documentos de trabajo para la Conferencia Internacional del Trabajo y para sus respectivas Comisiones.
  • Ejecutar las encuestas prescritas por la Conferencia Internacional del Trabajo y el Consejo de Administración.
  • Llevar a cabo la cooperación técnica a los Gobiernos.
  1. Vigilar la ejecución de los Convenios por los Estados miembros.
  2. Dirigir el Servicio de Publicaciones entre las que se encuentran el Código Internacional del Trabajo, la «serie legislativa», la «Revista Internacional del Trabajo», las «Actas de las Conferencias», las «Memorias del Director», etc.
  3. Difundir toda información referente al régimen de trabajo y a las condiciones de los trabajadores.

Organización de la OIT.

La Estructura de la OIT.

La OIT realiza su labor a través de 3 órganos principales, todos los cuales se atienen a la característica singular de la Organización: su estructura tripartita (dado que en ella participan gobiernos, empleadores y trabajadores).

Los órganos permanentes de la OIT, se contemplan en su artículo segundo y son:

Ø  Conferencia General de los representantes de los Miembros;

Ø  Consejo de Administración, compuesto como lo indica el artículo 7;

Ø  Oficina Internacional del Trabajo, que estará bajo la dirección del Consejo de Administración.

Artículo 3 (Conferencia)

La Conferencia “es el órgano más importante” es el depositario de la suprema autoridad de la organización internacional del trabajo, es el poder más alto, debido a que en ella participan todos los países miembros a través de sus legítimos representantes, estatales, obreros y empleadores, acreditados previamente ante la oficina.

Esta conferencia presenta una estructura Constitucional:

  1. Un presidente. Delegado gubernamental.
  2. Tres vicepresidentes. uno por cada sector que la integra.
  3. Una secretaria general. Director general de la organización.

La Conferencia General de los representantes de los Miembros celebrará reuniones cada vez que sea necesario y, por lo menos, una vez al año; se compondrá de cuatro representantes de cada uno de los Miembros, dos de los cuales serán delegados del gobierno y los otros dos representarán, respectivamente, a los empleadores y a los trabajadores de cada uno de los Miembros.

Artículo 7 (Consejo de Administración)

  • El Consejo de Administración se compondrá de cincuenta y seis personas:
  • veintiocho representantes de los gobiernos;
  • catorce representantes de los empleadores,
  • catorce representantes de los trabajadores.

De los 28 integrantes gubernamentales, 10 son nombrados por los países miembros de mayor importancia industrial, los 18 restantes son nombrados por los delegados gubernamentales, con exclusión lógicamente de los 10 miembros ya electos. Los representantes de los empleadores y de los trabajadores a la conferencia. Comprende además el consejo 14 miembros adjuntos gubernamentales, 14 miembros adjuntos empleadores y 14 adjuntos trabajadores.

Este consejo de administración se constituye en el órgano ejecutivo de la oficina internacional del trabajo, renovándose cada tres años. Una vez integrado el consejo de administración se designa entre sus miembros a un presiente y a dos vicepresidentes.  Uno de estos tres cargos deberá ser desempeñado por una persona que represente a un gobierno y los otros dos por personas que representen, respectivamente a los empleadores y a los trabajadores. Este consejo celebra reuniones ordinarias y extraordinarias.

(La Oficina Internacional del Trabajo.)

Es la secretaría permanente de la Organización Internacional del Trabajo. Es responsable por el conjunto de actividades de la OIT, que lleva a cabo bajo la supervisión del Consejo de Administración y la dirección del Director General.

Su cede se encuentra en ginebra, suiza. Integrado por:

Artículo 8

Director General: El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo será nombrado por el Consejo de Administración, del que recibirá instrucciones y ante el cual será responsable de la buena marcha de la Oficina y de la ejecución de cualesquiera otras funciones que pudieren serle confiadas.

El Director General tendrá una duración de 5 años, pudiendo ser reelecto por periodos sucesivos.

 (Órganos auxiliares y de control)

  • La Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones.
  • La Comisión de investigación y de Conciliación en Materia de Libertad Sindical.
  • El Comité de Libertad Sindical.

¿Qué es un convenio y una recomendación?

Las normas internacionales del trabajo son instrumentos jurídicos preparados por los mandantes de la OIT (gobiernos, empleadores y trabajadores) que establecen unos principios y unos derechos básicos en el trabajo. Las normas se dividen en convenios, que son tratados internacionales legalmente vinculantes que pueden ser ratificados por los Estados Miembros, o recomendaciones, que actúan como directrices no vinculantes.

En muchos casos, un convenioestablece los principios básicos que deben aplicar los países que lo ratifican, mientras que una recomendaciónrelacionada complementa al convenio, proporcionando directrices más detalladas sobre su aplicación. Las recomendaciones también pueden ser autónomas, es decir, no vinculadas con ningún convenio.

Los Convenios y las Recomendaciones son preparados por representantes de los gobiernos, de los empleadores y de los trabajadores, y se adoptan en la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, que se reúne anualmente. Una vez adoptadas las normas, se requiere de sus Estados Miembros, en virtud de la Constitución de la OIT, que las sometan a sus autoridades competentes (normalmente el Parlamento) para su examen. En el caso de los convenios, se trata de examinarlos de cara a su ratificación. Si un país decide ratificar un convenio, en general éste entra en vigor para ese país un año después de la fecha de la ratificación. Los países que ratifican un convenio están obligados a aplicarlo en la legislación y en la práctica nacionales, y tienen que enviar a la Oficina memorias sobre su aplicación a intervalos regulares. Además, pueden iniciarse procedimientos de reclamación y de queja contra los países por violación de los convenios que han ratificado. [6]

Convenios: fundamentales, Prioritarios y Denunciados.

Fundamentales:

El Consejo de Administración de la OIT ha establecido que ocho convenios son “fundamentales”.

Estos abarcan temas que son considerados como principios y derechos fundamentales en el trabajo: la libertad de asociación y la libertad sindical, y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva; la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio; la abolición efectiva del trabajo infantil; y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación. Estos principios también están incluidos en la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo  (1998).

En 1995, la OIT lanzó una campaña para lograr la ratificación universal de estos ocho convenios. Existen en la actualidad más de 1.200 ratificaciones de estos convenios, lo que representa el 86% del número posible de ratificaciones.

  • Convenio 87 àlibertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948
  • Convenio 98 àderecho de sindicalización y de negociación colectiva, 1949
  • Convenio 29 àel trabajo forzoso, 1930
  • Convenio 105 àabolición del trabajo forzoso, 1957
  • Convenio 111 àdiscriminación (empleo y ocupación), 1958
  • Convenio 100 àigualdad de remuneración, 1951
  • Convenio 138 àedad mínima,1973
  • Convenio 182 àlas peores formas de trabajo infantil, 1999

Principales:

El Consejo de Administración de la OIT también ha designado otros cuatro convenios como instrumentos “prioritarios”, por lo cual impulsa a los Estados Miembros a su ratificación, en razón de su importancia para el funcionamiento del sistema de normas internacionales del trabajo. Desde 2008, estos convenios están calificados de Convenios de gobernanza, ya que fueron identificados por la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una mundialización equitativa  como las normas que revistan mayor importancia en relación con la gobernanza.

  • Convenio 81 àinspección del trabajo, 1947
  • Convenio 129 àpolítica del empleo, 1964
  • Convenio 129 àinspección del trabajo (agricultura), 1969
  • Convenio 144 àconsulta tripartita (normas internacionales de trabajo), 1976

Denunciados:

Un convenio es denunciado cuando dicho convenio es superado por el avance tecnológico, puede ser revisado, o bien, denunciado, es decir, retirado o puesto fuera de circulación. En todos los convenios hay un artículo en el que se precisan las condiciones con arreglo a las cuales los Estados que no han ratificado pueden denunciarlo, es decir, dar por terminada sus obligaciones.

Cabe mencionar que procede remitirse a las clausulas precisas de cada convenio.

Recomendaciones

Las Recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo van dirigidas a los Estados Miembros, y tienen como finalidad el fomento y la orientación de las actividades nacionales en determinadas áreas. Las recomendaciones no se ratifican, esta es la causa de que no tengan el mismo valor jurídico que los convenios. Con frecuencia, se adoptan al mismo tiempo que los convenios que tratan de la misma cuestión, y se ocupan de desarrollar con mayor detalle el contenido de estos.

Constituyen también resultado de la función legislativa de la Conferencia; están destinadas a ser lineamentos de apoyo y auxilio de la política laboral de los países miembros; por lo regular se les vincula como complemento de los Convenios Internacionales, y su función es limitada, no puede exigirse su cumplimiento, los países que la suscriben lo hacen por considerarlas adecuadas, útil a su política social.

Actualmente la OIT a través de la Conferencia ha adoptado un total de 190 recomendaciones, cuya influencia ha sido determinante en la política de varios países miembros.

Anexos,Convenios ratificados por México

El 12 de septiembre de 1931 México ingresa a la Organización Internacional del Trabajo, desde entonces el país ha sido en varias ocasiones miembro del Consejo de Administración, ha ocupado la presidencia y ha presidido el grupo gubernamental del mismo. México ha ratificado 78 convenios de los 188 adoptados por la OIT. Desde su ingreso en la Organización cuenta con una delegación permanente en el Consejo de Administración en representación del gremio trabajador y empleador. El reconocido profesionalismo y prestigio de los representantes mexicanos les ha permitido influir directamente en las decisiones de este importante órgano.

79 Convenios

  • Convenios fundamentales: 7 sobre 8
  • Convenios de gobernanza (Prioritarios): 1 sobre 4
  • Convenios técnicos: 71 sobre 177
  • De los 79 Convenios ratificados por México, 67están en vigor, 8 han sido denunciados 1 ha sido ratificado en los últimos 12 meses.

Conclusión:

La OIT es creada en un fugaz momento de esperanza tras la Primera Guerra Mundial, sobrevivió a la depresión de los años treinta y a la Segunda Guerra Mundial. Nacida en 1919 por y para los problemas de los países industrializados, la OIT ha evolucionado de forma rápida y creativa para hacer frente a un masivo incremento de nuevos Miembros durante las dos décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial.

Dentro del Sistema de las Naciones Unidas, la OIT es la única organización que cuenta con una estructura tripartita, en la que los trabajadores y los empleadores participan en pie de igualdad con los gobiernos en las labores de sus órganos de administración.

La OIT se ha definido como: “Un Organismo especializado asociado a Naciones Unidas, que elabora normas internacionales para los problemas del trabajo y de la mano de obra”. Asimismo, a partir de ese momento, la OIT comienza a adquirir carácter universal, ya que se unen a ella una gran cantidad de países y se aprueban numerosos convenios que han mejorado la situación laboral de los trabajadores en el mundo.

Podemos concluir que la OIT se ha destacado dentro de otras organizaciones y ha tenido un alto nivel en materia laborar, ha aportado demasiado y es fundamental todo esto que realiza esta organización dándole trascendencia en todo el mundo.

           Bibliografía.

  • Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra, 1998.

 

  • CUEVA, Mario de la, Derecho Mexicano del Trabajo, t. I, 7ª ed., Porrúa, México, 1963.

 

  • Arturo Bronstein. (2014). Derecho internacional del trabajo. Bogotá: Astrea SAS

 

 

  • standards/conventions-and-recommendations/lang–es/index.htm.

 

 

 

[1]  http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/history/lang–es/index.htm

[2]Arturo Bronstein. (2014). Derecho internacional del trabajo. Bogotá: Astrea SAS pág. 6

[3]http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/mission-and-objectives/lang–es/index.htm

[4]http://www.gmies.org/manual/documentos/Manual/15cualessonlasfuncionesdelaoit.pdf

[5]Roberto C.G. (2000). Derecho internacional del trabajo. Av. Rep. Argentina.: Porrúa. Pag47.

[6]http://www.ilo.org/global/standards/introduction-to-international-labour-standards/conventions-and-recommendations/lang–es/index.htmx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s