Pensar la filosofía

Por Jorge Cediel Terán

Unknown-2Aunque parezca pretensioso el tema de este ensayo es muy sencillo, por varias razones. Muchos de nosotros en algún momento de nuestra vida hemos escuchado la palabra filosofía, bien sea en la escuela, en el bachillerato, en una nota periodística, a un familiar, en la radio… Y si hiciéramos una encuesta en la calle a algunas personas sobre si en algún momento de su vida han escuchado esa palabra, sin lugar a dudas muchos nos dirían que sí y se atreverían a decir qué es: “Ah, eso es de unos señores que se la pasan hablando de la vida, hablando sobre todo, pensando…” Si luego de la encuesta nos sentimos un poco decepcionados, no es de preocuparse mucho, los mismos filósofos nos saben qué es.

Pero, aunque no sepamos bien qué es la filosofía sí la podemos pensar. Pensar según el diccionario de la Real Academia Española es:

-Formar o combinar ideas o juicios en la mente

-Examinar mentalmente algo con atención para formar un juicio

-Opinar algo acerca de una persona o cosa

-Tener la intención de hacer algo

-Recordar o traer a la mente algo o a alguien

-Tener en consideración algo o a alguien al actuar

Examinando estas definiciones se puede tener tendencia por cualquiera dependiendo de lo que se “crea” que es pensar. Mi elección estará implícita en este texto.

Unknown¿Cuántos de nosotros no hemos en algún momento de nuestra vida tenido esa pregunta por nuestro origen? ¿De dónde venimos? ¿Somos creación de algo? ¿Somos producto del azar? ¿Fuimos arrojados al mundo sin un fin en específico? ¿Estamos determinados? ¿Podemos hacer de nuestra vida lo que queramos? Seguramente en la actualidad muchos de nosotros seguimos teniendo estas reflexiones, al igual que lo han hecho muchos filósofos a lo largo de la historia. Preguntas existenciales como le llaman ellos.

Llegan estas preguntas a nuestra mente cuando vamos en el autobús, cuando estamos en un parque, cuando nuestro tiempono se ocupa completamente en la ardua jornada laboral. Pero no siempre ha sido así y muchos diríamos que no debería.

En la actualidad, el boom en las librerías son los libros de autoayuda. ¿Pero por qué? ¿Cuál es la razón? ¿Por qué Coelho es uno de los más vendidos o el más vendido? ¿No tiene que ver todo lo que hasta aquí he mencionado? ¿Tendrá que ver el hecho de que nuestra vida está inmersa en un vaivén en el que no nos detenemos a pensarsobre ella ni cómo la llevamos ni nada? Es fácil para autores de este género literario decir frases como: “Tu vida vale la pena, vívela”. Pero… ¿Por qué vale la pena la vida? ¿Qué es eso de vivir la vida? Bien dijo el gran Wittgenstein, citado por el maestro Hofmann que: “Filosofamos porque la palabra (X) no dice qué significa”.

Que nuestra vida no tenga una pausa, que la jornada laboral sea de ocho horas o más y el resto lo gastemos en la televisión, en las redes sociales y en las series de Netflix, ¿influye en que la filosofía pierda ese valor que debería tener para ordenar las relaciones sociales como lo deseaba Platón, Sócrates, Aristóteles y estos grandes filósofos griegos? Bien responderían ellos que sí. Pensar, cualquiera diría que lo hace porque realiza “de manera correcta” una demanda, un balance contable, una maqueta, pero ¿es eso igual a pensar o preguntarse si se está viviendo de la manera correcta? Yo pienso que no. Que en cada uno de nuestros trabajos -si es que los tenemos- logremos cumplir con lo que nos solicita el jefe o el cliente, no quiere decir que la sociedad se esté desenvolviendo de la manera correcta y mucho menos nuestra vida.

El capitalismo, este sistema económico tan avasallador del tiempo de la vida, ha llegado al punto de dominar tanto que si en medio de la conversación le preguntásemos a alguien si está llevando su vida de la manera correcta, nos vería con malos ojos, nos tildaría de locos, anormales y entrometidos. ¿Pero acaso no es problema de todos si estamos viviendo de la manera correcta? Muchas posturas filosóficas y políticas a lo largo del tiempo han aparecido generando debate e ideas que nos llevan a tomar partido por alguna de ellas. Liberalismo, individualismo, comunismo, solo son algunas.

Unknown-1Nuestra existencia, ¿es en realidad nuestra o son nuestras existencias? Porque si bien podemos tener una familia o podemos desarrollar nuestro proyecto de vida sin alguien como pareja sentimental, siempre vamos a necesitar del otro. ¿Pero quién es el otro? El de la tienda, el de la zapatería, el de la universidad, el de la carnicería. El otro es otro porque no soy yo, porque me excede, porque me complementa o solo porque está fuera de mí ser.

Pensar la filosofía puede tener todo que ver con pensar la vida, la sociedad, el trabajo, la familia o cuestiones aún más –o para muchos menos- importantes como lo son el amor, la muerte, Dios, la angustia, la amistad, el poder, la felicidad, el orden. Esto porque si bien la filosofía no es sinónimo de sabiduría, como mal se la entiende que es saber sobre todo, en su raíz etimológica sí quiere decir “amor por la sabiduría”. ¿Sabiduría sobre qué? Sobre eso, sobre la vida que tiene que ver con todo lo anterior. Sabio no es el que va hablando de todo en las plazas, en los salones, en una conversación, que aparenta con una gran elocuencia conocer de muchos temas y así mismo compartirlo con los otros. Sabio para mi es el que pone todo en duda, el que se detiene un momento y se cuestiona si lo que está haciendo tiene o no sentido y si lo tiene para él es igual para los demás, se pregunta por la  palabra misma, hasta que finalmente se interroga si lo que él piensa es porque le conviene a alguien más, si está siendo manipulado o algo así. Sabio no es el que lo sabe todo, sabio es el que pone pausa y piensa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s