El choque de las civilizaciones Samuel P. Huntington

Por Elvia Adriana Jimenez Yáñez 

UN MUNDO DE CIVILIZACIONES  

Unknown.pngAños posteriores a la guerra fría se dio un gran cambio en la identidad de los pueblos, y en los símbolos de los mismos. Como consecuencia de esto la política global se empezó a tornar a lineamientos culturales.

Se desarrollan cinco importantes puntos:

  1. Por primera vez, la política global es multipolar y multicivilizacional y la modernización económica no está produciendo una civilización universal.
  2. El equilibrio de poder está cambiando: occidente pierde influencia y las civilizaciones asiáticas aumentan su fuerza económica, política y militar, el islam experimenta una explosión demográfica, las civilizaciones no occidentales reafirman el valor de sus propias culturas.
  3. Está surgiendo un orden mundial basado en la civilización; las sociedades que comparten afinidades culturales cooperan entre sí
  4. Las pretensiones universalistas del Occidente le hacen entrar más en conflicto con las otras civilizaciones.
  5. Evitar una guerra mundial entre civilizaciones depende de que los líderes mundiales acepten la naturaleza de la  política global, con raíces en múltiples civilizaciones, y cooperen para su mantenimiento.. 

A finales de los años ochenta, el mundo comunista se desplomó y el sistema internacional de la guerra fría pasó a ser historia. En el mundo de la posguerra fría, las distinciones más importantes entre los pueblos no son ideológicas, políticas ni económicas; son culturales. Personas y naciones se identifican con grupos culturales: tribus, grupos étnicos, comunidades religiosas, naciones y, en el nivel más alto, civilizaciones.

Los Estados-nación siguen siendo los actores principales en los asuntos mundiales, Los agrupamientos más importantes de Estados ya no son los tres bloques de la guerra fría, sino más bien las siete u ocho civilizaciones principales del mundo. En este nuevo mundo, la política local es la política de la etnicidad; la política global es la política de las civilizaciones. Dentro de las civilizaciones tendrán lugar guerras tribales y conflictos étnicos.

Occidente es y seguirá siendo en los años venideros la civilización más poderosa. Sin embargo, su poder está declinando con respecto al de otras civilizaciones.

El autor de éste libro menciona que existen siete u ocho civilizaciones, aunque tratar de agrupar a todos los países que existen en  éstas ocho es complicado, si deben afianzar relaciones con otros países relativamente parecidos ya que enfrentarse a un poderío de occidente es extremadamente difícil si se hace individualmente, y esto lo podemos observar claramente con la civilización musulmana, ellos eligieron romper de lleno con occidente, concretamente con Estados Unidos y les ha costado mucho prevalecer, entre guerras que ya no son simplemente por motivos económicos, sino que en la actualidad son conflictos culturales, que ésta situación puede llegar a ser aun peor.

Unknown-1.jpegSi bien, en el mundo no existe como tal una civilización universal, se ha establecido en diversas áreas la utilización de aspectos comunes para poder interactuar, por ejemplo el inglés es la forma en como las diversas culturas se comunican, en el aspecto de metrología tenemos un sistema universal de medidas, utilizamos el calendario cristiano para computar el tiempo, los números árabes es la forma en que el mundo cuenta, éstos aspectos a mi parecer son fundamentales que estén universalizados ya que si bien hay una diversidad en cuestión de culturas, para la correcta relación cultural se necesitan de aspectos que puedan ser entendibles y aceptables en cualquier parte del mundo.

EL CAMBIANTE EQUILIBRIO DE LAS CIVILIZACIONES

Coexisten imágenes del poder de Occidente en relación con otras civilizaciones, una de ellas es la de una dominación occidental abrumadora, triunfante, casi total. Las sociedades de otras civilizaciones suelen necesitar ayuda occidental para alcanzar sus objetivos y proteger sus intereses.

Producción económica. La participación occidental en la producción económica mundial también pudo alcanzar su punto culminante en los años veinte y ha ido decayendo claramente desde la segunda guerra mundial.

Occidente y Japón dominan casi totalmente las industrias de tecnología avanzada.

INDIGENIZACIÓN: EL RESURGIMIENTO DE CULTURAS NO OCCIDENTALES

La distribución de las culturas en el mundo refleja la distribución del poder. Una civilización universal requiere poder universal. El creciente poder de las sociedades no occidentales, producto de la modernización, está generando el renacimiento de culturas no occidentales en todo el mundo.

La presión de la población, combinada con un estancamiento económico, fomenta la emigración musulmana a sociedades occidentales y a otras no musulmanas, convirtiendo la inmigración en un problema en estas sociedades.

Ésta parte del libro nos habla del poderío casi absoluto que tiene el occidente en relación con otras civilizaciones, y aunque es difícil de creer, es absolutamente cierto ya que en el desarrollo de la historia de las civilizaciones en el mundo podemos observar que cuando algún país necesita ayuda, o desea sobresalir en algún aspecto necesita el apoyo de occidente para poder alcanzar sus objetivos y proteger sus intereses.

LA POLÍTICA DE IDENTIDAD.

Unknown.jpegLos pueblos y los países con culturas semejantes se están uniendo. Los pueblos y países con culturas diferentes se están separando. Cada Estado debe tener una respuesta, su identidad cultural, que define el lugar del Estado en la política global, sus amigos y sus enemigos.

A mediados de los años noventa, entre los países donde se debatían activamente cuestiones de identidad nacional se encontraban: Alemania, Argelia, Canadá, China, los Estados Unidos, Gran Bretaña, la India, Irán, Japón, Marruecos, México, Rusia, Siria, Sudáfrica, Túnez, Turquía y Ucrania. Los problemas de identidad, por supuesto, eran particularmente intensos en países escindidos donde existían grupos considerables de gente procedente de civilizaciones diferentes.

De menor a mayor grado de integración, los cuatro niveles reconocidos de asociación económica entre países son:

  • zona de libre comercio,
  • unión aduanera,
  • mercado común,
  • unión económica.

En el mundo de posguerra fría, los países se relacionan con las civilizaciones como Estados miembro, Estados centrales, países aislados, países escindidos, países desgarrados. Como las tribus y las naciones, las civilizaciones tienen estructuras políticas. Un Estado miembro es un país plenamente identificado desde el punto de vista cultural con una civilización, como le sucede a Egipto con la civilización árabe islámica, y a Italia con la civilización europea occidental. Una civilización puede incluir también a gente que participa de su cultura o se identifica con ella, pero que vive en Estados dominados por miembros de otra civilización.

EL FRACASO DE CAMBIO DE CIVILIZACIÓN.

Para que un país desgarrado redefina con éxito su identidad en el ámbito de la civilización, se deben cumplir al menos tres requisitos. En primer lugar, la elite política y económica del país ha de ser en líneas generales partidaria y entusiasta de dicho paso.

Rusia. En los años noventa México era un país desgarrado durante años y Turquía lo había sido durante varias décadas. Rusia, en cambio, ha sido un país desgarrado durante varios siglos y, a diferencia de México o la Turquía republicana, es además el Estado central de una civilización importante. Si Turquía o México se redefinieran con éxito como miembros de la civilización occidental, el efecto sobre la civilización islámica o latinoamericana sería menor o moderado. Si Rusia se hiciera occidental, la civilización ortodoxa dejaría de existir.

CIVILIZACIONES Y ORDEN

En la emergente política global, las dos superpotencias de la guerra fría están siendo sustituidas por los Estados centrales de las grandes civilizaciones como principales polos de atracción y repulsión para los demás países.

Un mundo en el que los Estados centrales desempeñan un papel principal o dominante es un mundo de esferas de influencia. Pero es también un mundo en el que el ejercicio de la influencia por parte del Estado central queda atemperado y moderado por la cultura común que comparte con los Estados miembros de su civilización. Los elementos culturales comunes legitiman el liderazgo y el papel ordenador del Estado central tanto para los Estados miembros como para las potencias e instituciones exteriores.

Un Estado central puede realizar su función ordenadora gracias a que los demás Estados lo consideran su pariente cultural.

La expansión de la OTAN limitada a los Estados occidentales subrayaría también el papel de Rusia como Estado central de una civilización ortodoxa aparte y, por tanto, como país responsable del orden dentro de la ortodoxia y a lo largo de sus fronteras, y que podría y debería tratar en pie de igualdad con la OTAN y los Estados centrales occidentales.

OCCIDENTE Y EL RESTO DEL MUNDO

El problema fundamental de las relaciones entre Occidente y el resto del mundo es, por consiguiente, la discordancia entre los esfuerzos de Occidente por promover una cultura occidental universal y su capacidad en decadencia para conseguirlo.

Occidente, y particularmente los Estados Unidos, que siempre han sido una nación misionera, cree que los pueblos no occidentales deben comprometerse con los valores occidentales de democracia, mercados libres, gobierno limitado, derechos humanos, individualismo, imperio de la ley, y deben incorporar dichos valores en sus instituciones.

Occidente, por ejemplo, está intentando integrar las economías de las sociedades no occidentales en un sistema económico global que domina. Las sociedades del este asiático casi han igualado económicamente a Occidente. Los países asiáticos e islámicos están buscando atajos para contrapesar militarmente a Occidente.

Los occidentales se han opuesto constante y mayoritariamente a la proliferación nuclear y han apoyado la democracia y los derechos humanos.

LA POLÍTICA GLOBAL DE LAS CIVILIZACIONES

Unknown.jpegLas civilizaciones son las últimas tribus humanas y el choque de civilizaciones es un conflicto tribal a escala planetaria. Las conexiones heredadas del pasado entre Estados de diferentes civilizaciones, como las alianzas militares de la guerra fría, es probable que se debiliten o se esfumen. Si hay algún conflicto entre seres humanos y está implicado Estados de diferentes civilizaciones, las diferencias culturales agudizan el conflicto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s